Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CRISIS EN LA DIPUTACIÓN DE BARCELONA

Matas cargaba servicios a la ACM 16 veces por encima de su coste real

El coordinador de la Diputación de Barcelona facturaba a la asociación de municipios 8.000 euros al mes por un resumen de prensa que costaba 500

Josep Maria Matas, a la izquierda, y Salvador Esteve, presidente de la Diputación de Barcelona.
Josep Maria Matas, a la izquierda, y Salvador Esteve, presidente de la Diputación de Barcelona.

Josep Maria Matas, coordinador general de la Diputación de Barcelona, facturó durante ocho años a la Asociación Catalana de Municipios (ACM) todo tipo de servicios por un precio que superaba hasta 16 veces su coste real. El caso más llamativo es el de los resúmenes de prensa, por los que Parés i Solé, SL, la empresa de Matas, facturó mensualmente durante más de tres años cifras cercanas a los 8.000 euros, mientras que el coste real del servicio apenas superaba los 500.

Matas consiguió con estos márgenes casi un millón de euros de la ACM, según las facturas a las que ha tenido acceso EL PAÍS. El volumen de las facturas contrasta con la estructura casi inexistente de una empresa que nunca ha tenido más que un administrador único, cargo que desde 2005 recae en Ramon Grau —exconcejal de Comercio, Consumo y Turismo de Tona por CiU—, a quien Matas pagaba 500 euros mensuales. La empresa no disponía de trabajador alguno ni de oficina, pues su sede social es una vivienda en el casco antiguo de Vic.

Parés i Solé, SL, facturaba a la ACM unos 150.000 euros anuales por conceptos vagos y mediante la mera intermediación con muchos proveedores de la entidad, con el objetivo de vender a la ACM el trabajo como si fuera propio. Entre finales de abril y principios de mayo de 2004, por ejemplo, Parés i Solé facturó por la elaboración e impresión de 2.000 directorios con datos de organismos públicos que la ACM edita cada año. Sin embargo, Parés i Solé no aparece en los créditos del directorio —ni aquel año ni tampoco en los siguientes— y la que sí está en el apartado de impresión es Gràfiques APR, proveedora habitual de la ACM.

Arriba, factura de TNS a Parès i Solé por 502,79 euros por un resumen de prensa. Abajo factura que Matas, por el mismo concepto, pasaba a la ACM por 8.261 euros.
Arriba, factura de TNS a Parès i Solé por 502,79 euros por un resumen de prensa. Abajo factura que Matas, por el mismo concepto, pasaba a la ACM por 8.261 euros.

Parés i Solé SL aumentó un 88% el precio de unos directorios

Esta imprenta de Montcada i Reixac cobró 11.189,71 euros de Parés i Solé pocos días antes de que la empresa de Matas facturara 21.040,31 euros a la ACM, lo que implica que la intermediación supuso un incremento del 88% respecto al coste original.

Parés i Solé no aparece en los directorios ni en los 1.300 ejemplares que, según reza una factura, imprimió de un manual de comercio urbano por el que el 31 de octubre de 2007 cobró 12.064 euros a la ACM. En realidad lo imprimió —tal como puede leerse en los créditos del libro— la imprenta Pagès de Girona. Lo habitual era que Parés i Solé solo apareciera en las facturas, nunca en los trabajos que, teóricamente, llevaba a cabo.

Si en algunos casos el sobrecoste multiplicaba varias veces el precio real, en otras iba mucho más allá. Una factura del 30 de junio de 2005 dirigida a Joan Raventós —entonces administrador único de Parés i Solé y jefe de prensa de la ACM— y emitida por TNS permite observar que esta empresa de seguimiento de medios y noticias facturó 502,79 euros a la empresa de Matas por el servicio fijo de prensa del mes de junio.

En la factura se detalla que el concepto de la misma se circunscribe a las noticias del ámbito “general, económico y catalán sobre la Asociación Catalana de Municipios”, lo que no deja lugar a dudas sobre el destinatario del citado servicio.

Sin embargo, las facturas que Parés i Solé emitió entre 2005 y 2009 a la ACM bajo el concepto de “servicio de prensa y recopilación de imágenes” se situaban en torno a 8.000 euros mensuales y en ocasiones se acercaban a 9.000. Es decir, la empresa del secretario general de la ACM cobraba cada mes a este organismo unas 16 veces más del coste real del servicio.

Al igual que con los directorios anuales y el servicio de prensa, Parés i Solé también ejerció de intermediario con la revista mensual de la ACM. Primero con la impresión, pues era Gràfiques APR la que imprimía la revista —según consta en los créditos de la publicación—, pero también al cobrar la publicidad que aparecía en ella, sin que el importe de los anuncios de la SGAE, Sorea, Coptalia, Arag o Aigües de Catalunya, entre otras empresas, acabaran en las arcas de la ACM.

Parés i Solé también ha cobrado las aportaciones que algunas empresas realizaban en publicaciones de la ACM. Por ejemplo, el 31 de mayo de 2005 le cobró 3.480 euros a Aïgues de Terrassa por su aportación al libro Bases per al municipalisme al segle XXI. Además, ha emitido facturas por conceptos difíciles de demostrar. Así, en diciembre de 2003 emitió tres facturas a la Asociación Catalana de Empresas de Inserción (ACEI), con sede en Vic y Manlleu, por tres conceptos. El primero fue la “sensibilización con los medios de comunicación y la administración local” por 10.998,08 euros; el segundo, la “organización logística del autobús de la inserción a las demarcaciones dentro del programa de la caravana de la inserción” por 30.214 euros, y el último, el “análisis y estudio de la situación, referente al perfil de la exclusión” por 20.606,04 euros. En poco más de dos semanas, Matas cobró a la ACEI un total de 61.818,12 euros.

La empresa también cobraba las aportaciones de empresas privadas

Además de la ACEI, Parés i Solé también ha cobrado durante años a empresas que, en mayor o menor medida, tenían relación con esta entidad municipalista, como es el caso de Acords per a la Formació Contínua de les Administracions Públiques (AFCAP), la Fundació Mil·lenari (de la Obra Social de la Caixa de Manlleu) y la Associació per al Desenvolupament Integral de la Comarca d’Osona (ADICO).

El grado de implicación que la empresa Parés i Solé ha tenido en todos estos años con la ACM a través de la figura de Josep Maria Matas ha llegado al extremo de que en documentos o facturas dirigidas a Parés i Solé aparece a menudo la dirección de la ACM, situada en la calle de València de Barcelona. Esto se explica porque desde un principio Matas aprovechó el despacho oficial para realizar las gestiones de su empresa, hasta el punto de enviar faxes con el logo de la ACM a su hermana, empleada de un banco, y a la contable de la empresa.

La confusión se observa, por ejemplo, en los trámites de la correduría de seguros Ferrer & Ojeda Asociados, que el 9 de septiembre de 2003 —pocos meses después de la creación de Parés i Solé— firmó un convenio de colaboración con la ACM. Esta empresa, que también se encarga de los seguros particulares de Matas, le informó en una nota del 28 de octubre de 2010 de que procederían al cobro de un par de recibos del seguro de su BMW Serie 6. La carta iba dirigida a Parés i Solé, SL, con el nombre de Matas debajo y, a continuación, la dirección de la ACM.

Más información