El alcalde de Navajas deberá pasar por las urnas para ser rehabilitado

Los socialistas consideran que se ha producido un "quebrantamiento de la condena" José Vicente Torres fue condenado por un delito de desobediencia al ignorar una sentencia

El alcalde de Navajas, José Vicente Torres (PP), inhabilitado durante medio año por desobediencia a la autoridad judicial por su “pasividad reiterada” para ejecutar una sentencia, no podrá retomar su cargo cuando finalice la pena el próximo 5 de marzo. Para volver a tener la vara de mando del Ayuntamiento, Torres deberá someterse de nuevo a las urnas. Así lo explicaron este viernes desde el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de la Comunidad Valenciana.

El Juzgado de lo Penal número 3 de Castellón, que impuso la condena a Torres junto a una multa de tres meses a 50 euros diarios, comunicó al Consistorio el pasado 31 de enero que la finalización del plazo previsto para la ejecución de la pena “no supone la restauración inmediata en el puesto en el que cesó porque el alcalde y/o concejal es elegido a través de las urnas en un proceso electoral”. Según apuntan, desde el 8 de septiembre hasta el 5 de marzo, Torres está “cesado de sus responsabilidades públicas” y “expresamente inhabilitado para ocupar cargo o empleo público”. Cumplida la pena, “puede aspirar a ocupar el cargo de alcalde o concejal siempre que volviera a ser elegido en un proceso electoral”. Asimismo, el TSJ recuerda que el alcalde de Navajas no impugnó la condena pese a tener posibilidad de oponerse a ella.

Un “vecino normal”

La alcaldesa en funciones, Amalia Sabio, manifestó este viernes que la Corporación aún no ha convocado elecciones locales para restituir a Torres en su puesto y, preguntada por su asistencia a actos públicos, sostuvo que lo hizo “como un vecino normal”. Pero Torres ha hecho declaraciones públicas como alcalde y ha tomado la palabra en actos como la visita de la consejera Lola Johnson. Algo sobre lo que Sabio no dio explicaciones. En cuanto a por qué no se informó de esta situación a la oposición, manifestó que “no se ha llevado en secreto porque que ya se ha sabido”.

Mientras, el Grupo Socialista estudia qué acciones emprender puesto que, aseguran, “hay pruebas más que sobradas de que ha seguido ejerciendo”. El vicesecretario provincial del PSPV, Josep Martí, ha calificado además de “sorprendentes” las declaraciones del PP provincial en las que defendió que Torres acudía a los actos “como concejal y no como alcalde” y que estas declaraciones “no hacen más que confirmar que ha quebrantado la condena y, por tanto, debería dimitir”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS