IGNACIO RIVERA | Director general de Estrella de Galicia

“Creo que formamos parte del patrimonio cultural gallego”

“Sería un error vender una empresa consolidada, otra cosa son las alianzas”

Imagen de Ignacio Rivera tirando una cerveza
Imagen de Ignacio Rivera tirando una cervezaXURXO LOBATO

No es la más grande, ni la más antigua, pero es de las pocas empresas emblemáticas de la industria gallega que no solo no desaparece, sino que se expande. Hijos de Rivera, la sociedad matriz de la cerveza Estrella Galicia, cerró 2011 con una facturación de 200 millones de euros (un incremento de un 55% contando los cinco últimos años) y unos beneficios que superan los 20 millones anuales.<TB>Ignacio Rivera Quintana, el actual director general de Hijos de Rivera, uno de los biznietos de aquel indiano emprendedor, es quien se adelanta a mencionar la teoría de la tercera generación (la que malgasta lo que la primera creó y la segunda mantuvo). "Pero la actual es la cuarta, o sea que empezamos de nuevo. Habrá que tener cuidado con los nietos", ironiza. Ignacio Rivera empezó en la vieja fábrica de Cuatro Caminos. "Me mandaban a cocer cerveza cuando sacaba malas notas. Rivas, uno de Uxes, me preguntaba: 'cantas che quedaron, neno?' Desde entonces siempre he estado en el negocio".

Pregunta. ¿Vale la pena para una cerveza que se considera de referencia, no masiva, dar el salto a mercados asiáticos o americanos?

Respuesta. No solo es la cerveza. Si distribuyes un producto premium puedes viajar bien con la cerveza, el vino o el agua. El mercado internacional es el 5% de la facturación, pero es ir poniendo semillas.

P. Este año se han tomado en serio el mercado español.

R. España es la principal batalla, y estamos muy contentos con la receptividad. Hay ya 500 cervecerías de bodega. A veces nos dicen que estamos locos por mandar un camión refrigerado a aprovisionar un bar en Sevilla. Discutimos mucho si mantener el 'Galicia', la mayoría de los consultores apostaban por retirarlo, pero creemos que aporta valor e imagen de calidad.

P. ¿La referencia sería Guinnes?

R. Nos sentimos cómodos con esa comparación. Humildemente, creo que formamos parte del patrimonio cultural gallego. Estamos orgullosos de ser gallegos, y todos los productos que tenemos lo son, desde los vinos, mencías o albariños, a la sidra, que es de Chantada.

P. Quizás el mayor logro sea el más cercano: conseguir ser una marca gallega y patrocinar a la vez a Deportivo y Celta.

R. Sí que nos preocupaba ser una marca gallega, no solo del norte. Y mi sueño desde pequeño, cuando solo teníamos presupuesto para una vallita en los estadios, era patrocinar a los dos equipos. Además es lógico. Cuando viajas por el mundo dices que eres gallego, no de aquí o de allá.

Otra especificidad de Hijos de Rivera es que -salvo las marcas artesanas y un par de firmas más pequeñas- navega en un sector con grandes transatlánticos multinacionales. Y con mejores ratios que la media. Con datos de 2010, analizados por la empresa Informa, la proporción que suponen las ventas sobre los ingresos totales de explotación en Hijos de Rivera es un 3,15% mayor que la media de los competidores, y los beneficios antes de impuestos un 4,6% superior. También hay diferencias, aunque ligeras, en su capacidad de generar beneficios de explotación y en el ratio beneficios/ventas. Incluso la crisis no les ha afectado negativamente. "Se consume menos en los bares, pero se vende más en los supermercados para llevar a casa. Y la cerveza es una alternativa accesible al vino y a las copas", analiza Ignacio Rivera. Tampoco se ha notado en el empleo. La cervecera mantiene desde hace años el mismo número de empleados -"y en ocasiones también la tercera generación"-, con un porcentaje de fijos del 97%, y la expansión ha permitido un crecimiento del 15% en personal desde 2009.

P. Se están quedando solos en la jet empresarial tradicional. ¿No han tenido ofertas para vender o tentaciones de deslocalizar?

R. No hemos tenido ofertas porque no somos proclives a estudiarlas. Sería un error vender una empresa consolidada y subiendo, otra cosa es hacer alianzas. ¿Irnos? Sería un error estratégico, porque para nosotros el origen es una ventaja competitiva. Para otros no lo sé.

P. Es curioso que lo sea para fabricar cerveza y no para otros sectores en principio más apropiados, como leche o pesca.

R. Es cierto. Quizá haya sido un problema de falta de apoyo político o empresarial.

P. Son de los pocos que han respondido a ese llamamiento a participar en el accionariado de NovaGalicia Banco. ¿Lo han hecho por negocio, por compromiso o porque les hicieron una oferta que no podían rechazar?

R. Por compromiso. Estamos obligados a devolver a la sociedad lo que nos ha dado. Si hay un proyecto gallego importante, tenemos la responsabilidad de estar en él, y estoy seguro de que saldrá bien. Es cierto que hemos dado ese paso pocos: los que sentimos esa necesidad.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS