El Girona F. C. sale a la venta por un euro

Josep Delgado, máximo responsable del club, está acusado de fraude fiscal en Polonia

Cualquiera con un euro en el bolsillo podrá comprar un equipo con 80 años de historia que batalla esta liga por no descender a Segunda División B. El Girona F.C. sale a la venta por decisión de Josep Delgado, máximo responsable del club a través de su ex mujer, que posee el 100% de las acciones. Delgado, que adquirió el club en 2010 para impulsar el panorama deportivo de la ciudad, ha decidido vender el Girona F.C. por un euro porque está “cansado” de la “falta de apoyo y las críticas” recibidas, explica Joaquim Boadas, vicepresidente de la entidad y portavoz.

La decisión de deshacerse del Girona por un euro es una nueva muestra del imprevisible comportamiento de Delgado. El empresario invirtió más de ocho millones de euros para regenerar el club hace menos de dos años, según Boadas, también portavoz de la accionista mayoritaria. Delgado, propietario de varias empresas dedicadas a la minería y la exportación de materias primas, está acusado de un millonario fraude fiscal en Polonia y sobre él pesó una orden de detención internacional hasta que compareció en la Audiencia Nacional tras ocho meses en paradero desconocido. El juez le ha prohibido salir de España.

Durante ese tiempo el panorama deportivo de la ciudad se mantuvo en vilo, ya que Delgado también apoya económicamente a otras plantillas, como la del Sant Josep de baloncesto, a través del proyecto Tots Som Girona. Los jugadores dejaron de cobrar sus nóminas por el hundimiento financiero del club durante varios meses en ausencia de Delgado. A su retorno, este les prometió regularizar la situación.

Los vaivenes del empresario han generado duras críticas por parte de personas cercanas al club. Xavi Julià, ex director deportivo, declaró que Delgado estaba llevando al Girona a “una situación sin retorno”. Luego fue Jordi Miró, ex director comercial, quien invitó al mecenas del Girona a vender sus acciones porque se estaba perdiendo “los pequeños detallas del día a día del club”.

Es esta clase de críticas las que han provocado el hartazgo del empresario. “La máxima accionista ha hecho todo lo que ha podido y más por el club”, declaró Boadas. La Unió Esportiva Girona es la sociedad que controla el club, propiedad de una sociedad dedicada a la venta al por mayor de minerales cuya accionista es Maria Mehelekova, ex mujer de Delgado. Boadas no quiso aclarar los detalles de la operación o si los directivos tienen a alguien en mente para hacerse cargo del equipo. El portavoz matizó que, en todo caso, “no se venderá a cualquiera”. “Será alguien solvente, con un compromiso para continuar con el proyecto”, aclaró Boadas.

La marejada en los despachos se produce cuando el equipo pasa por un calvario deportivo. El Girona lleva tres meses en puestos de descenso y es ahora penúltimo, solo detrás del Nástic de Tarragona. La destitución del entrenador, Raúl Agné, no ha supuesto de momento un revulsivo para el club. Josu Uribe es el nuevo técnico que se enfrenta a la tarea de rescatar al Girona del descenso.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS