Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
CRISIS EN EL COLISEO LÍRICO BARCELONÉS

El Liceo propone bajar el sueldo el 12% indefinidamente a cambio del ERE

Los sindicatos aceptan el reto pero ponen cuatro condiciones irrenunciables

Los representantes de los trabajadores acusa a la empresa de querer romper el convenio

Era la última oportunidad antes de la anunciada presentación del expediente de regulación de empleo (ERE) previsto para el próximo lunes 13 de febrero, que afectará a los trabajadores del Gran Teatro Liceo de Barcelona. Tras cinco encuentros entre los representantes sindicales de los trabajadores del teatro de opera y la empresa y el ofrecimiento de renuncia temporal a una de las pagas extra de los trabajadores, que equivaldría a los 1,4 millones de euros que recortará la Generalitat este año, la dirección ha realizado una contraoferta de última hora: la rebaja indefinida e indiscriminada del 12% del sueldo.

Tras la inesperada propuesta, el comité de empresa ha asegurado en un comunicado que la estudiará, pero siempre que se tengan en cuenta cuatro puntos irrenunciables: que la rebaja sea temporal y de acuerdo con el nivel salarial de cada uno de los 395 trabajadores; que se repongan los siete espectáculos cancelados de esta temporada (uno de ellos, el Giravolt de Maig, ha sido recuperado por el Palau de la música y la OBC); que se establezca un calendario de negociación para consensuar un plan de viabilidad, y que se depuren responsabilidades que pasarán por la dimisión del máximo responsable del Liceo, Joan Francesc Marco. Según los sindicatos, los representantes de la dirección del teatro se han levantado de la mesa asegurando que ellos no podían decidir y que trasmitirían las peticiones.

Según explican en el mismo comunicado, el comité está a la espera de una respuesta de la dirección. Puestos en contacto con ellos aseguran que no existe una intención "de estudiar la propuesta y la empresa solo quiere romper de forma unilateral el convenio (prorrogado cuya vigencia expiró hace tres años) presentando propuestas descabelladas". Según afirman, una vez pasada la temporada se presentará un ERE de extinción con el que se acabará echando a gente a la calle.

Paralelamente, un grupo de abonados, aficionados y protectores del teatro ha hecho público un manifiesto en el que pide la destitución del director general, Joan Francesc Marco. En dos días y medio han superado las 700 firmas y el número de apoyos crece a buen ritmo. Las protestas prosiguen y ayer por la noche, un centenar de trabajadores del teatro reclamó también la dimisión del director general con pancartas y consignas a las puertas del teatro, mientras los espectadores entraban para ver el estreno de la versión de Lago de los cisnes del bailarín Ángel Corella y su compañía de danza. Hoy y mañana seguirán manifestándose frente al Liceo antes del inicio de la función ballet. Esta semana seguirán manifestándose frente al Liceo antes del inicio de las funciones de ballet de este viernes y el sábado.