Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez pide la grabación de Crespo alardeando de tener décimos

El juez que investiga el saqueo de Emarsa reclama la grabación del programa de La Sexta, 'Resacón en Levante', en la que se recogen unas declaraciones del exalcalde

El juez Vicente Ríos, que investiga el monumental saqueo de la sociedad pública Emarsa, reclamó en una providencia conocida ayer, la grabación del programa de La Sexta, Resacón en Levante, en la que se recogen unas declaraciones del exalcalde de Manises y exvicepresidente de la Diputación Valencia Enrique Crespo sobre cuántos décimos de lotería premiados con el segundo premio de la lotería de Navidad tenía: “Lo tengo que ver, pero llevo bastantes”, afirmó Crespo aquel día, en un acto de celebración al que asistieron numerosos dirigentes locales y provinciales del PP. El juez reclamó casi inmediatamente al dirigente popular que comunicase cuántos décimos premiados tenía, y Crespo dijo entonces al juzgado que solo había comprado uno. El instructor nunca pareció creer la versión del exalcalde, dimitido a causa de la presión que desató la rapiña de la empresa pública de depuración del agua de Valencia, y ha pedido ahora la cinta del programa emitido por televisión la pasada semana.

Al menos 25 millones de saqueo

La actividad del juez Ríos en torno al saqueo de Emarsa, de la que fueron saqueados al menos 25 millones de euros, según la investigación judicial, abarcó la petición de pruebas caligráficas de varios imputados para comprobar si su letra es la que aparece estampada en contratos y documentos. El rastreo de la escritura incluyó al exgerente de Emarsa y exalcalde pedáneo de Valencia con el PP, Esteban Cuesta.

El instructor tomó declaración ayer, por otra parte, a otro de los imputados, el empresario Daniel Calzada, que facturó trabajos por valor de 1,27 millones de euros a la sociedad pública en tres años. Las facturas se refieren principalmente a obras de albañilería por las que también facturaban en la misma etapa otras empresas. El imputado, administrador de Llar Calzada, afirmó que empezó su relación con Emarsa a raíz de conocer a su exgerente en un gimnasio. Allí, Cuesta le habría propuesto empezar a prestar servicios para la sociedad pública. En una de las incontables irregularidades que aparentemente se cometieron en Emarsa, Llar Calzada facturó 4.857 euros por 152 horas de mano de obra antes de haber firmado contrato alguno.

 

Más información