Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ibermática niega cualquier fraude mientras Indra opta por guardar silencio

Indra opta por guardar silencio

Ibermática, la empresa que figura en todos los expedientes en que se precian irregularidades, enviados ayer por el Gobierno a la fiscalía, rechazó de modo categórico a través de un comunicado “cualquier sospecha de fraude” en los proyectos que ha realizado para Justicia o en cualquier otro ámbito de actuación, sea con clientes institucionales o privados.

Un portavoz de Indra, la otra gran empresa que figura en al menos uno de los 15 expedientes cuestionados, señaló a EL PAÍS que, por el momento, la compañía se abstendrá de realizar ninguna declaración.

Dicho portavoz eludió siquiera confirmar si representantes de la firma mantuvieron contactos con Justicia, tal y como afirmó el martes su titular, Idoia Mendia. La también portavoz del Ejecutivo aseguró que las empresas habían admitido que quedaron trabajos por concluir o incluso por iniciar y se comprometieron a realizarlos.

Ibermática mostró su sorpresa por el modo en que conoció la información, en probable referencia a la rueda de prensa de la portavoz de anteayer. La empresa que preside José Luis Larrea, consejero de Hacienda en el Gobierno de José Antonio Ardanza, mostró su “máxima disposición a colaborar, en su caso, con la Justicia para el esclarecimiento de los hechos”, sobre la eventualidad de que sus representantes legales sean llamados por la fiscalía en el curso de la investigación que pueda abrir.

Azkarraga pide rapidez

En su comunicado, la firma pidió “la máxima celeridad en las investigaciones”, toda vez que, a raíz de la actuación del Gobierno y la información de los medios de comunicación, considera que “ya que se ha puesto en entredicho” su honestidad y profesionalidad.

La misma petición de celeridad e investigación “hasta el final” realizó Joseba Azkarraga, consejero de Justicia en los dos últimos gobiernos de Juan José Ibarretxe. En una entrevista en Onda Vasca, se mostró ayer “dolido” y se preguntó “quién rehabilita el nombre de las personas”, en referencia a él mismo y citando también a su exdirectora, Inmaculada de Miguel, en el caso de que la fiscalía vea “que no hay causa”.

Azkarraga pidió de nuevo a Mendia que adjunte al informe realizado por el departamento las dos auditorías en las que se basa y apuntó que el “halo de sospecha” que deja sobre su actuación “va a quedar en nada”.