Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bizkaia carga contra López por “irresponsable”

La Diputación de Bizkaia no desaprovecha ninguna oportunidad para mantener su condición de ariete con el Gobierno vasco. En este caso, el portavoz foral, Juan María Aburto, culpó ayer al lehendakari, Patxi López, de “irresponsable” por acusar a las instituciones forales de “permitir la elusión de impuestos, lo que, en términos más comunes, podríamos entender como permitir la comisión de un fraude”. López mostró el lunes en Radio Euskadi su preocupacion por que “haya quien se aproveche de la fiscalidad” vasca para “pagar menos de lo que debe” utilizando la normativa de bonificaciones existente.

En la rueda de prensa posterior a la reunión semanal del Consejo de Gobierno foral, Aburto criticó que, “una vez más”, el lehendakari “ha lanzado sus ataques y ha querido sembrar la duda ante la transparencia y la buena gestión de las Diputaciones”. Como era de esperar, la carga de profundidad se produjo de inmediato y el portavoz foral calificó la intervención de López de “impropia e indigna de un cargo institucional”, a la vez que “inadmisible”.

En opinión de Aburto, añadió, López conoce la “gran labor” de las Diputaciones en la lucha contra el fraude. Aburto lamentó que el Ejecutivo pretenda crear un estado de opinión de “permisividad” en la fiscalidad vasca que es “mentira”. No obstante, la Diputación de Gipuzkoa, en manos de Bildu, está dispuesta a una revisión “de arriba a abajo” de la situación tributaria de las empresas de este territorio.

El portavoz foral también salió al paso de las informaciones hechas públicas por el Gobierno sobre el reciente aplazamiento concedido a las instituciones forales en el pago de la primera aportación del año, por más de 300 millones. Aburto explicó que este tipo de aplazamientos son “habituales” y se producen “todos los años”. Matizó que en el caso de Bizkaia se trata de un aplazamiento de diez días —del 5 al 15 de febrero— de un pago de 110 millones de euros, un hecho que calificó de “estrictamente técnico” porque la Diputación “en febrero sólo ha recaudado el mes de enero y tiene que pagar los dos meses”.

Mientras, Bizkaia está trabajando con Eudel, la asociación que reúne a los 251 municipios vascos, para buscar una fórmula “flexible” que permita la devolución de los casi 48 millones de euros que deben los Ayuntamientos vizcaínos al fondo foral Udalkutza.