Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez aplaza la declaración de Crespo por el ‘caso Emarsa’

El cambio de fecha se produce a petición del letrado del exvicepresidente de la Diputación

Los socialistas piden nuevas investigaciones sobre el saqueo de la sociedad pública

La declaración ante el juez del exvicepresidente de la Diputación de Valencia y exalcalde de Manises, Enrique Crespo, se pospone por unos días. En una providencia hecha pública hoy, el juez encargado de investigar el saqueo de la sociedad de depuración Emarsa acepta un cambio de fechas a petición del nuevo abogado del imputado, que ha asumido el caso recientemente. La declaración de Crespo estaba prevista, en principio, para el 14 de febrero, pero el juzgado acepta posponerla y deja abierta la agenda para los días 16 y 17 a la espera de que el letrado informe si es posible celebrar la diligencia en esas fechas. Crespo, que dimitió la semana pasada de sus cargos, ha insistido en varias ocasiones en su interés por explicarse ante el juez, que le mantiene imputado y le ha impuesto junto con otros acusados una fianza conjunta y solidaria de 25 millones de euros como garantía patrimonial ante el desfalco en la empresa de la depuradora de Pinedo.

Entre otras diligencias, el titular del Juzgado de Instrucción número 15 acuerda también que se remita a la fiscalía y demás partes personadas el requerimiento de los socialistas valencianos para que se exija a la entidad metropolitana de aguas residuales, Emshi, que presidió Crespo, que aporte documentación sobre la mercantil Gea Manuel, SL. En ese sentido, el portavoz del PSPV-PSOE en la Emshi, Ramón Marí, ha explicado hoy en un comunicado que ha pedido al juez que investigue a la empresa de la familia de Juan José Medina, vicepresidente primero de la Diputación de Valencia y alcalde de Moncada, por su posible implicación en la trama del saqueo de Emarsa.

Según Marí, la empresa Gea Manuel, SL, propiedad de los hermanos de la mujer de Medina y de la concejal del PP de Moncada Concepción Gea, facturó 1,6 millones de euros a la depuradora entre 2004 y 2010. “Tenemos sobrados motivos para sospechar que esta sociedad ha seguido el mismo patrón que el resto de empresas vinculadas a representantes del PP en el caso Emarsa, como las de informática y construcción, y ha podido pinchar facturas de forma desmesurada”, ha asegurado Marí.