Otra conquista de ‘La voz dormida’

La película de Benito Zambrano vence en los Premios del Cine Andaluz

María León, a la izquierda, e Inma Cuesta, en Córdoba.
María León, a la izquierda, e Inma Cuesta, en Córdoba.F. J. VARGAS

Son tiempos austeros. Y requieren ceremonias austeras. Así fue la entrega de los Premios del Cine Andaluz 2012, que concede la Asociación de Escritores Cinematográficos de Andalucía (Asecan), celebrada ayer en Córdoba. El director Benito Zambrano y las actrices Inma Cuesta y María León, protagonistas de la película La voz dormida, junto al actor Antonio de la Torre, secundario en Balada triste de trompeta, fueron algunos de los premiados que acudieron al acto. Pero, como lo conciso y lo económico no está reñido con el glamour del cine, ayer también lo hubo.

De la Torre agradeció la confianza otorgada por el director Álex de la Iglesia para interpretar el papel de un payaso psicópata en su penúltima película. Y llamó la atención a los guionistas para que “ya por fin me escriban un papelito con Inma Cuesta”. La actriz, que se formó en la Escuela de Arte Dramático de Córdoba, se mostró feliz de volver a esta ciudad y recordó los difíciles momentos que vive el sector.

Antonio de la Torre, premiado por 'Balada triste de trompeta'

La crisis fue una referencia constante por todos los premiados. Pero hubo quien se lo tomó con humor y recordó —extensamente— sus inicios en momentos otros difíciles. Así lo hizo el productor, guionista y director Francisco Pancho Bautista, uno de los precursores del cine andaluz. Él, junto a la actriz Carmen Sevilla, quien no pudo asistir al acto, fue homenajeado por toda su carrera.

La voz dormida, dirigida por el sevillano Benito Zambrano, obtuvo tres de los cinco galardones a los que optaba. La cinta ha sido reconocida en la categoría de Mejor Largometraje Andaluz, mientras que Benito Zambrano consiguió el premio al Mejor Director. Inma Cuesta y María León, se alzaron conjuntamente con el Antoñita Colomé, premio a la Mejor Interpretación femenina por su trabajo en la película de Zambrano sobre la represión en la posguerra española.

En la categoría de Película Española no andaluza ganó No habrá paz para los malvados, de Enrique Urbizu. El propio director agradeció el premio al recoger el trofeo. Nader y Simin, una separación, de Asghar Farhadi, consiguió el premio a la Mejor de Película Extranjera. Mientras que Reflexiones de un picaporte, de Carlos Crespo, fue reconocida como Mejor Cortometraje; Los amores difíciles, de Lucina Gil, como Mejor Documental, y Los españoles del western, de Juan Gabriel García, como Mejor Libro de Cine.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50