Celaá anuncia el fin del proyecto de nidos familiares que impulsaba Zabaleta

Educación dice que "no hay previsión de continuidad" de las 'haur etxeak'

La consejera de Educación, Isabel Celaá, ha comparecido por primera vez este año en el Parlamento para explicar el encaje que tienen dos iniciativas de dos distintos departamentos, el suyo y el de Asuntos Sociales, para atender a los niños más pequeños. Se trata de las haurreskolak, los centros educativos de 0 a 2 años que ya cuentan con 7.868 plazas, y las haur etxeak, los nidos familiares impulsados el año pasado por la consejera Gemma Zabaleta para crear en las casas de los cuidadores una especie de pequeñas guarderías meramente asistenciales.

Tras media hora ensalzando el modelo vasco de educación en la etapa 0-2, que se atiende a través de las haurreskolak, Celaá ha sorprendido a todos en los últimos segundos señalando que “no hay previsión de continuidad” del proyecto de su compañera de Gobierno. La iniciativa de haur etxeak fue lanzada por el Departamento de Asuntos Sociales como una prueba piloto que permitiría cuidar a los menores en julio. La idea era crear cinco espacios como este en 2011, ampliar la prueba con 18 en 2012 y estudiar si se podía extender a partir de 2013. La iniciativa causó un profundo malestar en el Departamento de Educación, que diez días después defendía el modelo de haurreskolak y obviaba por completo las menciones a las haur etxeak. Celaá calificaba hoy la idea de Asuntos Sociales como una “actuación comunitaria, más que como actuación educativa” y se adelantaba a su responsable a la hora de anunciar el fin del proyecto.

La consejera reitera sus críticas al nuevo modelo educativo presentado por el ministro Wert

En este sentido, ha asegurado que el Gobierno apuesta por que estas edades sean atendidas desde un enfoque “educativo asistencial, por ese orden”. La opinión es “no sólo del Departamento de Educación, sino del Gobierno en su conjunto”, ha incidido. Tras una “evaluación conjunta” entre ambos departamentos, “la conclusión más allá de perversidades del itinerario, es que esta experiencia no va a continuar”. “Afortunadamente no va a seguir adelante”, ha llegado a decir la titular de Educación, que en sus últimas palabras ha querido subrayar la “buena intención” de la iniciativa de Zabaleta.

Portavoces oficiales de la consejería de esta última han dulcificado las palabras de Celaá y han señalado que ambos departamentos harán una revisión conjunta este año. “Lo que quede será probablemente algo diferente y se despojará de los tintes educativos”, han apuntado, negando que el proyecto de haur etxeak desaparezca.

Con este tema, Celaá ha vuelto a aprovechar la ocasión para retomar las duras críticas hacia la el ministro de Educación, José Ignacio Wert. Esta vez precisamente en torno a la educación de 0 a 3 años. “Discrepamos”, ha señalado, “de que la educación de 0-3 no es educación, es conciliación”, una aseveración que Wert hizo ayer en el Congreso, recordó. Por ello, ha agradecido las palabras del portavoz del PP, Iñaki Oyarzábal, porque “el PP vasco siempre ha apoyado que el 0-3 sea educativo y asistencial”.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS