Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sandokán no se presenta a las andaluzas

Unión Cordobesa se convirtió en los comicios de mayo en la segunda fuerza de Córdoba

Rafael Gómez, Sandokán, con un grupo de simpatizantes de su partido.
Rafael Gómez, Sandokán, con un grupo de simpatizantes de su partido.

A pesar de su anuncio de hace casi dos meses, Rafael Gómez, Sandokán, no se presentará a las elecciones autonómicas de marzo. En mayo del año pasado Sandokán estaba lanzado y ya apuntaba su siguiente objetivo: el Hospital de las Cinco Llagas, sede del Parlamento de Andalucía. Su partido recién creado, Unión Cordobesa, acababa de convertirse, para sorpresa de todos, en la segunda fuerza del Ayuntamiento de Córdoba, solo por detrás del PP. Pero siete meses después, la prudencia se ha impuesto y desde el seno de la agrupación se explica que Gómez ha decidido asentarse primero en la provincia, antes de dar el salto fuera.

“Presentarse a las elecciones autonómicas de marzo supondría mucho esfuerzo económico. Y todavía no contamos con la expansión suficiente ni estamos todo lo arraigados que debiéramos para afrontar esos comicios. Sería mucho desgaste para obtener solo dos o tres parlamentarios”, explican en Unión Cordobesa.

La presencia de Sandokán como concejal en los plenos del Ayuntamiento de Córdoba, liderando al principal partido de la oposición, no deja de ser paradójica. Además de estar encausado en el proceso de corrupción urbanística del caso Malaya, debe al Ayuntamiento de Córdoba cerca de 30 millones de euros por diversas multas, la más importante de las cuales, de 24,6 por construir cuatro hectáreas de naves ilegales, está en los tribunales.

Sandokán se define a sí mismo como un trabajador, no como un político. Sus intervenciones en los plenos municipales suelen ser esperpénticas, trufadas con llamamientos a la unidad de los empresarios y los políticos, atrevidas fórmulas para salir de la crisis invirtiendo en la construcción y las ya habituales comparaciones que hace de sí mismo con Jesucristo.

No es una novedad. Rafael Gómez irrumpió en las elecciones con ese mismo discurso. Los 24.805 cordobeses que le votaron le conocían perfectamente. Un informe del Instituto de Estudios Sociales Avanzados destacó el origen transversal de su electorado, mayoritariamente de izquierdas. “Aunque los antiguos votantes de IU sean su origen más numeroso, son solo uno de cada cuatro de sus votantes. Aquellos que se habían abstenido hace cuatro años o los que habían votado al PSOE suponen grupos casi tan importantes como el primero, al que hay que añadir a un importante grupo de jóvenes que votan por primera vez y a un sector no desdeñable de antiguos votantes del PP”.