Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cae una red que concertaba bodas falsas entre prostitutas e inmigrantes

La trama concertó 29 falsos enlaces en cuatro parroquias de Sabadell para regularizar a inmigrantes sin documentos

Miembros del Cuerpo Nacional de Policía han detenido a 38 personas que, presuntamente, integraban una trama que organizaba matrimonios canónicos fraudulentos para regularizar la situación en España de inmigrantes sin papeles, la mayoría de origen dominicano. La red tenía su centro de operaciones en un burdel, en un bar y en un locutorio de Sabadell (Vallès Occidental). Algunas de las chicas que ejercían la prostitución en el local, de origen español, se casaban con extranjeros a cambio de unos 3.500 euros.

La operación, que sigue abierta, empezó cuando la Delegación de Gobierno detectó un incremento de las solicitudes de los permisos de residencia de personas de origen dominicano que vivían en Sabadell. La policía ha constatado que durante dos años la trama ha concertado 29 enlaces matrimoniales en cuatro parroquias de Sabadell. Entre los detenidos están tanto los que pagaron por un matrimonio falso, como los que accedieron a casarse. La policía no ha imputado a ningún párroco, aunque sí ha detectado cierta "laxitud" en los controles y las entrevistas previas a los matrimonios.

A los detenidos se les imputan los delitos de falsedad documental, falso testimonio y contra los derechos de los trabajadores. La investigación de esta red de matrimonios de conveniencia se inició en septiembre de 2010 con la colaboración de la fiscalía de los juzgados de Sabadell, donde sospecharon que diversos matrimonios canónicos podrían esconder pactos de conveniencia para regularizar a mujeres inmigrantes procedentes de la República Dominicana.

Además de comprobar que había falsedades documentales y detectar falsos testimonios, los agentes constataron que en la mayoría de los enlaces matrimoniales se dada la circunstancia de que la contrayente extranjera se hallaba en situación administrativa irregular en España. Según ha informado el Cuerpo Nacional de Policía, las pesquisas condujeron a descubrir que algunas de las personas que figuraban como contrayentes eran parejas de hecho de otras personas y que había coincidencias de parentesco entre distintos matrimonios.

En este sentido, los investigadores descubrieron que había hermanos y testigos que se intercambiaban las funciones entre ellos en distintas ceremonias. La investigación ha puesto de relieve, además, que ninguno de los 29 enlaces matrimoniales fraudulentos ha tenido descendencia y que, sin embargo, varios de los detenidos han reconocido que tienen hijos de sus parejas reales.

Según la policía, la mayoría de españoles que aceptaron entrar en el juego de casarse o ejercer de testigo por dinero, casi siempre unos 3.500 euros, presentaban un perfil de persona en situación precaria, con problemas económicos acuciantes. La investigación llevó a la policía hasta un bar próximo al burdel de Sabadell, donde presuntamente se llevaba a cabo la captación y los acuerdos para organizar la boda.

En colaboración con la Inspección de Trabajo y con orden judicial, la policía realizó registros en el bar, un locutorio y el prostíbulo, donde se ha incautado de abundante documentación relacionada con las actividades de la banda. Todos los detenidos han pasado ya a disposición judicial y el juez decretó para todos ellos libertad con cargos a la espera de juicio.