Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Impiva debe 55 millones a los 14 institutos tecnológicos valencianos

El presidente de Redit traslada su preocupación al nuevo consejero de Economía

Las entidades sin ánimo de lucro emplean a 1.700 titulados superiores

El Impiva debe 55 millones a los 14 institutos tecnológicos de la Comunidad Valenciana, una deuda que compromete su supervivencia y pone en peligro cientos de puestos de trabajo de profesionales e investigadores, en su mayoría titulados superiores, que dedican sus esfuerzos a mejorar la capacidad del tejido industrial valenciano.

Damián Frontera, presidente de la Red de Institutos Tecnológicos de la Comunitat Valenciana (Redit), tiene previsto reunirse el martes con el nuevo consejero de Economía, Industria y Comercio, Máximo Buch, para trasladarle su “honda preocupación” por la “grave situación de liquidez” que atraviesan estos centros.

Los 14 institutos tecnológicos de la Comunidad Valenciana cuentan con 1.700 trabajadores que desarrollan su actividad en al ámbito de la I+D+i y llevan a cabo más de 1.000 proyectos para unas 12.000 empresas clientes cada año.

Varios institutos “tienen dificultades inminentes para hacer frente a las nóminas de no producirse algún pago de forma inmediata” y otros “han tenido que tomar medidas drásticas de ajuste en su plantilla”, ha avanzado Frontera a través de una nota.

Varios institutos tienen dificultades para hacer frente a las nóminas

En octubre de 2011, Frontera ya remitió una carta al presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, trasladándole que la situación financiera de la red de institutos tecnológicos era “grave” y que la red “podría caer en impago de nóminas en las próximas semanas”.

El presidente de Redit alertó al presidente de la Generalitat: “Con ello pondríamos en peligro un robusto sistema de innovación de eficacia demostrada en el apoyo a la pyme, construido con esfuerzo a lo largo de los últimos 40 años y que constituye un ejemplo reconocido de cooperación público-privada en innovación empresarial”.

Los institutos tecnológicos reclamaban entonces unas deudas de 62 millones de euros, 47 millones correspondientes al ejercicio 2011 y otros 15 millones arrastrados del ejercicio anterior. La inmensa mayoría de esos fondos, además, estaban vinculados a subvenciones de la Unión Europea.

Más información