Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La aerolínea anuncia que despedirá a los 2.075 trabajadores de la plantilla

La empresa de servicios de tierra Newco prescindirá de otro millas de empleados

Mostrador de Spanair en el aeropuerto de El Prat.
Mostrador de Spanair en el aeropuerto de El Prat.

Tras el cese de la actividad y la solicitud de concurso de acreedores, la dirección de Spanair hizo un tercer paso que apunta a que la antigua suspensión de pagos de la aerolínea, apenas iniciada, ya avanza hacia la liquidación. La cúpula de la compañía, liderada por Ferran Soriano, anunció ayer a los trabajadores que presentará un expediente de regulación de empleo (ERE) sobre el conjunto de la plantilla, de 2.075 trabajadores. Lo explicó en una reunión multitudinaria que se celebró en las oficinas de L’Hospitalet (Barcelona).

El presidente del comité de empresa de Spanair, Jordi Mauri (USOC), explicó que Soriano comunicó ante unos 150 empleados que prevé presentar el ERE el próximo miércoles. A pesar de haber recibido un adelanto de 1.000 euros, los sindicatos temen que no haya dinero en la caja ni para indemnizaciones. Así se lo manifestaron ayer a Soriano, a lo que este, según Mauri, no pudo responder.

Los sindicatos piden a la Generalitat que se "moje" sobre el futuro laboral de los empleados

Los sindicatos insistieron en que la Generalitat debe “mojarse” sobre el futuro laboral de los 2.000 empleados directos, puesto que recordaron que es accionista e inversora de la sociedad. Pasado el shock del cese de operaciones y con la certeza que se quedan en la calle, los empleados de Spanair aseguraron que el concurso de acreedores es lo mejor que les puede pasar, porque los jueces suelen priorizar el pago de la Seguridad Social y las nóminas a cualquier otra salida de fondos.

Ayer los trabajadores, además, empezaron a preparar acciones para los próximos días en la mayoría de aeropuertos en los que operaba Spanair. En Andalucía, por ejemplo, se concentrarán hoy en Sevilla, Málaga y Granada; en Barcelona habrá una asamblea abierta en la T-1, y los representantes sindicales de Palma de Mallorca incluso se plantean demandar al presidente de la Generalitat, Artur Mas.

Newco cerrará todas sus oficinas salvo  las de Barcelona, Vigo y Bilbao

De Spanair, además, dependen otros 2.000 puestos de trabajo indirectos. Ayer la empresa de servicios de handling Newco avanzó al comité de empresa que también presentará un ERE que afectará a 1.000 de sus 1.400 empleados, según explicó el representante sindical de la empresa Enrique Montes (UGT). Además, Newco cerrará todas sus oficinas salvo las de Vigo, Bilbao y Barcelona. “Yo he venido aquí a despedirme, porque poco más se puede hacer”, lamentó Montes. En Barcelona, donde Newco tiene a 700 personas contratadas, habrá que recortar el 70% de la plantilla. “Spanair era nuestro cliente principal”, explicó. A esos 1.000 despidos hay que sumar los de los cerca de medio millar de trabajadores de empresas de limpieza, servicio de comidas y mantenimiento.

En la oficina de atención al cliente del aeropuerto del Prat, por otra parte, ayer no había tregua. “No hemos podido ni desayunar, hay cola todo el rato”, contaba una de las dos trabajadoras que atendían a afectados. La Delegación del Gobierno en Cataluña informó de que solo en esta comunidad se han recogido 1.457 reclamaciones, de las cuales 104 se efectuaron en los mostradores de AENA y 1.353 en las oficinas de la Agencia Catalana del Consumo en el aeropuerto. Además, desde ayer los afectados podían reclamar a AENA la devolución de las tasas que tuvieron que abonar cuando adquirieron un nuevo billete utilizando las llamadas tarifas de rescate.

El Prat ya ha registrado más de 1.200 reclamaciones

ANTHONY COYLE

La oficina de atención al cliente en el aeropuerto de El Prat ya ha registrado 150 quejas al mediodía de hoy, y más de 1.200 desde que empezó el conflicto. Ya no ha personal de Spanair en los mostradores de facturación. Los pasajeros están siendo recolocados, previo pago, en trayectos de Vueling, Iberia y Air Europa. Los despistados son dirigidos a dos mostradores de facturación de la planta baja de la terminal 1.

“No hemos podido ni desayunar, hay cola todo el rato”, cuenta una de las dos trabajadoras que atienden en el punto de atención al cliente. El lugar donde se tramitan las reclamaciones a Consumo no abre los domingos, pero ayer tuvo que hacer una excepción:  “Los peores días fueron el sábado y el domingo, que tuvimos que hacer horas extra”, concluye la trabajadora.

En este punto de información, localizado en la planta baja de la terminal junto con las cafeterías y los bazares, la presencia de gente es silenciosa pero constante. Steve Browning y su mujer guardan cola desde hace diez minutos. Este matrimonio estadounidense, de viaje por España, se acaba de enterar de que la aerolínea que tenía que llevarles hoy a Granada ya no está. “Mi mayor temor es que nos suelten en una ciudad desconocida a la nueve de la noche”, comenta Steve mientras rellena la queja. En la ventanilla les han recomendado que compren dos billetes de AVE.

Los pasajeros que hoy llegan a El Prat desconocedores de lo sucedido son dirigidos a los mostradores 821 y 822 de la planta baja. Ahí se les informa de las alternativas de vuelo más próximas y del precio. Para recuperar el dinero hay que presentar una queja y esperar. “Si has pagado con tarjeta, te remiten a la agencia de viajes y al banco, y se lavan las manos”, sostiene una viajera enfadada que acaba de ser atendida.

Daniel García es otro ejemplo. Esta tarde tenía un vuelo para Palma de Mallorca y la única opción que le han ofrecido ha sido la compra de un pasaje nuevo con Vueling. “Yo me enteré el viernes pero no he venido hasta hoy por solidaridad con los pobres trabajadores de Spanair”, asegura el joven.

Se estima que hasta las 20.00 horas de ayer fueron recolocados 12.245 pasajeros de la aerolínea catalana. Un trabajador de Spanair asegura que la aerolínea “está pidiéndole a los pasajeros que no vengan al aeropuerto” y que hagan las gestiones pertinentes con la agencia con la que contrataron el pase. Mientras, en los mostradores 821 y 822, continúa el goteo de despistados.