_
_
_
_

Guerrero pone el ventilador

El ex director general de Trabajo dispara contra todos: exconsejeros, abogados, sindicalistas y técnicos. Solo admite haber incluido los intrusos en los ERE

Javier Martín-Arroyo
El ex director general de Trabajo, Javier Guerrero.
El ex director general de Trabajo, Javier Guerrero. PACO PUENTES

Balones fuera, pero en todas direcciones. El ex director general de Trabajo Javier Guerrero, principal imputado en el caso de los ERE, puso el ventilador durante su declaración ante la Guardia Civil el pasado jueves y disparó contra todos: el exconsejero de Presidencia Gaspar Zarrías, los exconsejeros de Empleo José Antonio Viera y Antonio Fernández, el despacho de abogados Garrigues, los sindicalistas y técnicos que le ayudaron en la Consejería de Empleo. Eso sí, entre líneas se divisan las medias verdades preñadas de imprecisiones y comentarios veladamente interesados de un imputado con un panorama judicial muy negro: la lista de delitos puede ser interminable si a la malversación, tráfico de influencias y prevaricación actuales se le suma un delito por cada subvención que concedió.

Durante seis horas de declaración policial, Guerrero mencionó una destrucción de documentos para ocultar pruebas en las dependencias de Empleo y solo admitió haber incluido a los intrusos en los expedientes. Al contrario que antaño, Guerrero reconoce ahora que Empleo controló el destino dado a las ayudas directas: “Carecía de personal y medios para ello. Nadie realizaba ese control”. Y va más allá al admitir que la Consejería subvencionó empresas pese a saber que estaban abocadas al cierre: “Aunque se les diera dinero, iban a cerrar (Santana Motor o Faja Pirítica)”. Estos son los aspectos más relevantes de su declaración:

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

Sobre la firma

Javier Martín-Arroyo
Es redactor especializado en temas sociales (medio ambiente, educación y sanidad). Comenzó en EL PAÍS en 2006 como corresponsal en Marbella y Granada, y más tarde en Sevilla cubrió información de tribunales. Antes trabajó en Cadena Ser y en la promoción cinematográfica. Es licenciado en Periodismo por la Universidad de Sevilla y máster de EL PAÍS.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_