Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Destituido un cargo del PP en Reus por lucrarse desde la empresa municipal

Los conflictos de intereses en Innova causan el tercer relevo en dos semanas

Los conflictos de intereses e incompatibilidades en el seno de Innova, el holding municipal que reúne una veintena de empresas del Ayuntamiento de Reus, se ha cobrado el tercer cargo en 15 días. El PP de Reus ha destituido al asesor Juan Gallardo por haber logrado contratos de Innova para sus propias empresas mientras formaba parte del Consejo de Administración del holding municipal.

Desde la dirección de esta empresa pública y a lo largo de las dos pasadas legislaturas, la compañía de Gallardo obtuvo unos 18.000 euros anuales realizando estudios sufragados por Innova, según detalló ayer la publicación local NW. El grupo del PP municipal remitirá un informe a la dirección del partido para detallar las posibles irregularidades en Innova, que, según denuncia la oposición municipal, se gestiona de forma excesivamente opaca.

El caso es idéntico a las otras dos dimisiones de la empresa municipal, todas debidas a la maraña de intereses contra la que la gestión de la empresa pública chocaba, con posibles beneficios de compañías privadas: el presidente del Instituto Catalán de la Salud (ICS), Josep Prat, abandonó la dirección de Innova a principios de mes por compaginar el cargo con la vicepresidencia de USP Hospitales, uno de los mayores grupos sanitarios privados de España; el pasado día 20, el concejal de CiU Josep Jofré dimitió de todos sus cargos municipales tras haberse hecho público que su empresa farmacéutica proveía de medicamentos al principal hospital de Innova desde 2001.

Los sindicatos denuncian que la potente empresa municipal, con intereses en los sectores sanitario e inmobiliario y un presupuesto que supone más de la mitad de los recursos del Ayuntamiento, se ha visto beneficiada por los recortes que desde el ICS impuso Prat. “Hay muchas cosas poco claras”, denunció ayer un portavoz de la CUP de Reus.

Los taxis, de Reus

FERRAN BALSELLS

 Los miembros del PP vinculados a Innova que cobraron durante cerca de seis años un sobresueldo de alrededor de 600 euros mensuales consideran justificada esta dieta extraordinaria. “Aunque nos lo pidiera el PSC, teníamos que aceptar, es una cuestión de ciudad”, defendió ayer a este diario López Mallol.

Este recibió el encargo de actuar como delegado municipal en cuestiones de infraestructuras y realizó gestiones para resolver asuntos con el Ministerio de Fomento. “Se hicieron cosas. La zona de taxis del aeropuerto de Reus estaba diseñada de forma que solo podían operar taxis de Tarragona”, detalló Mallol. “Fuimos a reclamar que debían modificarlo para que operaran los taxis de Reus”, señaló Mallol. “Y solucionamos el problema”.

Gallardo y otro dirigente del PP, Miquel Àngel López Mallol, cobraron un sobresueldo mensual entre 1999 y 2004 por orden del exalcalde del PSC Lluís Miquel Pérez. Igual que Gallardo, López Mallol también fue alto cargo de Innova durante ese periodo. La teniente de alcalde del Ayuntamiento de Reus, Alicia Alegret (PP), aseguró ayer que ni ella ni el alcalde, Carles Pellicer (CiU), conocían las “irregularidades” hasta hace una par de semanas. Alegret destacó que el cese de Gallardo no responde a una ilegalidad o incompatibilidad de cargos, pero sí a “un hecho reprobable y éticamente poco correcto”.

Tanto Mallol como Gallardo, por su parte, defendieron públicamente que en su actuación como altos cargos de Innova no incurrieron en ninguna ilegalidad. “Percibíamos unas dietas extraordinarias para realizar una serie de gestiones. Pero seguimos haciendo una oposición firme y dura”, aseguró López Mallol sobre las dietas que recibieron él y Gallardo cuando estaban en la oposición. Ambos defendieron el sobresueldo, unos 600 euros mensuales que percibieron bajo concepto de dietas extraordinarias, por actuar como coordinadores de las relaciones del Ayuntamiento de Reus con el Gobierno central, entonces dirigido por el expresidente y exlíder del PP José María Aznar.

“Podía solicitar que actuaran como delegados a quienes creyera conveniente”, defendió ayer el exalcalde Pérez en declaraciones a este diario. “No sé por qué sacan este tema ahora”, añadió en alusión a la destitución del concejal del PP.

Innova está formada por 18 sociedades anónimas que desde el pasado junio se han dividido en tres grupos. El actual alcalde ha anunciado que venderá alguna de estas compañías para saldar la deuda del Consistorio, cifrada en 369,4 millones de euros. La deuda de Innova, por su parte, asciende a 213,6 millones. El síndic de greuges, Rafael Ribó, en su informe anual de 2009 calificó a Reus como el municipio menos transparente de Cataluña.