Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPINIÓN

Que las pasen canutas

"Para cancelar las exorbitantes deudas, el Gobierno autonómico impone recortes y nos pide que arrimemos el hombro"

Es difícil cuadrar un balance cuando las cuentas no te salen. Si los ingresos son inferiores a los gastos, si además estás empeñado, no hay manera de saldar deudas o de afrontar consumos ordinarios. El nuevo consejero de Economía, Máximo Buch, admitió que las obligaciones financieras de la Generalitat Valenciana nos las van a hacer pasar canutas. Señaló también que venía a transmitir optimismo. “La gente de toda España todavía se quiere venir a vivir aquí, aunque ahora nos critiquen”, sentenció.

Aquí hace buen tiempo, sí. Disfrutamos de un sol que quita las penas, un clima que levanta el ánimo: total, para una jornada que tenemos gota fría, el resto del año podrías vivir en la calle. Eso: a la calle echan a muchos empleados o a la calle quieren irse los jóvenes que cursan sus estudios en aulas sin calefacción. Quieren irse, no sé adónde: fuera, buscando quizá un clima más benigno o un lugar helado aunque con perspectivas laborales.

¿Sigo? ¿La gente de toda España se quiere venir a vivir aquí? Aquí tenemos la dieta mediterránea: esas verduras y frutas antioxidantes que nos hacen rejuvenecer. No lo creo. Quiero decir que no me quito años a pesar de la ingesta masiva de lechuga. Pero yo puedo comer porque tengo un sueldo que aún cobro milagrosamente, un magro sueldo de profesor del que se reían los avispados de la burbuja inmobiliaria. La pincharon con su codicia. No sé cuánto tiempo me seguirá pagando la Generalitat, la institución que tiene contraída dicha obligación. Mientras tanto, para cancelar las exorbitantes deudas, el Gobierno autonómico impone unos recortes salariales a los docentes y a los sanitarios. Nos piden que arrimemos el hombro.

Y vaya, el hombro sí que lo arrimamos. Con nuestros impuestos y con las manifestaciones. El pasado sábado nos juntamos miles y miles de personas para protestar. Este jueves, los funcionarios nos volveremos a arrimar para oponernos, para manifestarnos. Somos gente muelle, acostumbrada a la vida de aquí, la del Mediterráneo, ese Levante feliz al que de toda España quieren venir. Por eso toleramos mal que nos las hagan pasar canutas.

El Partido Popular lleva varios lustros gobernando la autonomía. Poco más y nos cambian el clima o la dieta mediterránea: había dinero para todo tipo de jactancias. Lo que sí nos han cambiado es el humor, el estado de ánimo y la expectativa: han gastado a manos llenas, han fanfarroneado con pompa y con postín y nos han dejado solares y bancales improductivos que además hay que pagar. Aquellos trajes, aquella sisa, aquellas torres…

Creo que ha llegado la hora de manifestarnos. Hay que cambiarlo todo, sí, incluso el sistema productivo. Pero antes hagamos algo más modesto: que las pasen canutas, que lo pasen mal los manirrotos del Partido Popular.

http://justoserna.wordpress.com