Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
LOS RECORTES DEL CONSELL

El Consell contratará la gestión del centro de dependientes de Castellón

Las obras finalizaron en verano de 2009 pero hasta ahora la Generalitat no había dado los pasos necesarios para ponerlo en marcha

Los familiares y enfermos de alzhéimer, discapacitados y personas con enfermedad mental crónica y daño cerebral llevan casi tres años esperando a que el centro de dependientes Gran Vía de Castellón abra sus puertas. Las obras finalizaron en verano de 2009 pero hasta ahora la Generalitat no había dado los pasos necesarios para ponerlo en marcha. Ayer, el Consell aprobó autorizar la contratación de la gestión del centro por más de 20,2 millones de euros durante un periodo de cuatro años, prorrogable a otros dos más. El concurso para optar al contrato se publicará “en breve”, según indicaron desde la Consejería de Justicia y Bienestar Social.

El centro de dependientes, calificado por el Gobierno valenciano como “el mejor de estas características en la Comunidad” tiene una capacidad de 260 plazas: 50 para enfermos de alzhéimer, 40 para personas con discapacidad, 110 para personas con enfermedad mental crónica y 60 plazas para personas con daño cerebral sobrevenido. Todas ellas, vacías durante los casi tres años que ha tardado la Generalitat en adjudicar el mobiliario y la gestión.

El presidente de la Asociación de Familiares de personas con enfermedad de Alzheimer y otras demencias de Castellón (AFA), Emilio Marmaneu, destacó ayer que “las buenas relaciones con la Consejería de Bienestar Social y la buena sintonía con el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, ha tenido sus frutos porque él se comprometió con AFA Castellón para tratar de agilizar al máximo su puesta en funcionamiento y así ha sido”.

El edificio está terminado

desde el verano

de 2009 y cerrado

La asociación ya se ha puesto en contacto con otras empresas y entidades bancarias para optar a la gestión del centro de dependientes. Su apertura supondrá acabar con la lista de espera. “Castellón está infradotada y con la puesta en marcha del Gran Vía se acabará la lista de espera que tenemos, de unos 60 enfermos de alzhéimer solo en la capital”, explicó Marmaneu.

El coste de las obras y el equipamiento ha ascendido a 9,9 millones de los cuales la consejería ha aportado el 58% y el resto entre la Diputación y el Ayuntamiento de Castellón. Para la puesta en marcha del centro hará falta un equipo de 120 profesionales.

Por otro lado, Marmaneu explicó que en una reciente reunión con el consejero del ramo, Jorge Cabré, se le comunicó el compromiso de mantener la partida de 400.000 euros en 2012 para gestionar los cuatro centros de día y una decena de unidades de respiro en toda la provincia. Pero el presidente de AFA Castellón recuerda que el Consell aún les debe 220.000 euros del pasado año y que no ha sido hasta este mes cuando se ha pagado el 60% de la subvención de 2011. “Gracias a esto hemos podido pagar ahora las nóminas pendientes desde octubre”, indicó. De hecho, la asociación se ha visto obligada a aumentar cuotas, despedir a unos 15 profesionales y reducir horas de trabajo para continuar su trabajo.

La asociación, que atiende a cerca de 500 personas a la semana, aspira a gestionar el centro de dependientes Gran Vía de Castellón.

Más información