Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fabra negocia con el Gobierno cómo tener liquidez para normalizar pagos

El Consell debe a los proveedores 2.500 millones de euros.

El adelanto del Gobierno de 420 millones es insuficiente

Alberto Fabra, durante el Día de la Comunitat Valenciana en Fitur. Ampliar foto
Alberto Fabra, durante el Día de la Comunitat Valenciana en Fitur. EFE

Los impagos de los proveedores se han acumulado de tal modo que la cantidad que debe la Generalitat ronda ya los 2.500 millones de euros. La cantidad la confirmó ayer el vicepresidente del Consell, José Ciscar, que afirmó que el Consell espera ponerse al día en un plazo de dos meses. Ciscar, en una entrevista en Ràdio 9, aclaró que esta cifra de 2.500 millones no incluye otros compromisos de la Generalitat con otras Administraciones.

Ciscar explicó que las deudas se abonarán según las prioridades fijadas por el propio Consell. “No cobra antes quien hace más ruido”, aseguró el vicepresidente en referencia al cierre que realizaron los farmacéuticos el pasado mes de diciembre. “Algunos que no se han hecho de notar han cobrado antes”, sentenció.

“Lo próximo será la liquidación de los gastos de funcionamiento de los centros de enseñanza, públicos y concertados; los libreros; las universidades y los farmacéuticos”, explicó Ciscar.

El presidente de la Generalitat anunció el pasado miércoles que la transferencia de 420 millones que adelantará el Gobierno este mes, con cargo a la liquidación del año anterior, se destinará a pagar a los proveedores. “Una de las máximas obsesiones que tengo es pagar a los proveedores”, insistió.

"No cobra antes quien hace más ruido”, aseguró el vicepresidente

Sin embargo, el adelanto de 420 millones del Gobierno se revela insuficiente para hacer frente a una deuda de tal magnitud. Tanto que el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, se reunió en Madrid con el ministro de Economía, Luis de Guindos, el miércoles por la tarde, tras acabar el pleno de las Cortes Valencianas en el que se aprobó el tijeretazo que rebaja el salario a los empleados públicos y sube el precio de la gasolina y la presión fiscal.

En la reunión, supuestamente, Alberto Fabra reclamó al ministro una solución para refinanciar los créditos que le vencen al Consell este año y que ascienden a cerca de 5.000 millones de euros.

“Una de las máximas obsesiones que tengo es pagar a los proveedores”, aseguró ayer el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, durante su visita al pabellón de la Comunidad Valenciana en Fitur. “Tenemos un nivel de ingresos equivalente al que teníamos en 2004, sin embargo los gastos son de 2011 y durante todo ese tiempo hemos visto cómo un millón de personas vienen a vivir a la Comunidad Valenciana”, argumentó el jefe del Consell ante una representación de políticos y empresarios.

Vela se reunirá el lunes con Montoro para ver los créditos del ICO

"Tenemos que hacer que se incremente el capítulo de ingresos y reducir los gastos. No podemos vivir por encima de nuestras posibilidades”, indicó. “Las Administraciones tardaron en reaccionar a la crisis”, remató, “y lo que no podemos es hacer la pelota cada vez más grande”.

Fabra se reunió el miércoles por la tarde en Madrid con el ministro de Economía, Luis de Guindos, con quien abordó la necesidad de que el Gobierno fije cuanto antes un mecanismo que permita a la Generalitat poder renovar los créditos a los que tendrá que hacer frente este año. Unos préstamos que rondan los 5.000 millones de euros, y en los que se incluye la mayor parte de la emisión de bonos patrióticos suscrita el pasado mes de diciembre.

Estrecho contacto

Fuentes de la Generalitat explicaron que Fabra mantiene un estrecho contacto no solo con Guindos, sino con el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, y con el propio presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, dada la situación financiera de la Administración valenciana. Fabra se lamentó ayer de que el Gobierno socialista no hubiese transferido a la Generalitat los 633 millones del fondo de competitividad. Dificultad que sumó al hecho de detraer otros 1.000 millones “que hubo que pagar a los bancos y restarlo al pago de proveedores”.

“El sistema financiero ha cambiado, en estos momentos los bancos te dicen que pagues los vencimientos”, dijo Fabra, que añadió: “Estamos hablando con el ministerio para que los fondos del Instituto de Crédito Oficial (ICO) sirvan también para pagar a proveedores y no para otra cosa”.

El consejero de Hacienda, José Manuel Vela, tiene previsto entrevistarse el próximo lunes con el ministro Montoro, para concretar cómo se pondrán en marcha los créditos del ICO.

Más información