Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El arte cierra por recortes

La falta de recursos acaba con el espacio de Arts Santa Mònica sobre arte y ciencia

Instalación de Chema Alvargonzález ens Arts Santa Mònica.
Instalación de Chema Alvargonzález ens Arts Santa Mònica.

Los recortes presupuestarios fuerzan a las instituciones a redimensionar sus programas. Lo sorprendente es que se cierren las iniciativas más rigurosas y que más éxito están cosechando. Es el caso del Espai Laboratori del centro Arts Santa Mònica (ASM), el único espacio de Barcelona que trabaja de forma regular y articulada la intersección entre ciencia, arte y sociedad. Su responsable, el físico Josep Perelló, director de departamento en la Universidad de Barcelona (UB), especialista en econofísica y el estudio de los mercados financieros, comunicó ayer a la Generalitat su renuncia. “No sigo y no hay vuelta atrás", dijo. Campos invisibles. Geografía de las ondas radio, que se clausura el 4 de marzo, será la última pieza programada por Perelló.

Espai Laboratori acaba de obtener el Premio Antoni Caparrós 2011 al mejor proyecto de transferencia de conocimiento y es el único centro cultural que participa en el proyecto europeo Futur- ICT, que aspira a crear un observatorio de la crisis y las dinámicas sociales con el uso intensivo de las nuevas tecnologías y una financiación de 1.000 millones de euros para 10 años.

“Los repentinos cambios de opinión del director general Jordi Cabré, que antes quiso eliminar y luego decidió apoyar el Espai Laboratori, no se han plasmado en nada concreto. No hay acuerdo con la UB y tampoco programación. Se me ha hecho una oferta inviable para una exposición anual, acompañada por un exiguo programa de actividades educativas, que naturalmente he rechazado”, dice Perelló, sin ocultar su decepción. Pese a que Vicenç Altaió, director del ASM, asegura que sigue defendiendo el proyecto, lo cierto es que en este caso no parece haber apoyado ni conceptual ni económicamente el Espai Laboratori, escudándose en el recorte presupuestario, que ha reducido sus ingresos de 2,5 a 1,7 millones de euros.

Pepe Serra, director del MNAC, tendrá que enfrentarse a un recorte de más de dos millones

El ASM no es la única institución que padece la crisis. Pepe Serra, flamante director del Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC), tendrá que enfrentarse a un recorte de más de dos millones en 2012. El Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona (Macba) ya ha visto reducido el suyo, que ha pasado de más de 11,5 millones en 2009 a 9,5 en 2011. Las aportaciones públicas a la Fundación Miró también se han encogido y el Centro de la Imagen de la Virreina ha reducido sus recursos un 3%.

Por otra parte, pese a las conversaciones que Moritz Küng, el director del todavía inexistente Centro de Arte de Barcelona que debía instalarse en el remodelado canódromo, mantiene con el consejero de Cultura, Ferran Mascarell; el director general Jaume Cabré, y el teniente de alcalde de Cultura, Jaume Ciurana, el futuro del centro sigue bloqueado. Küng, que ganó el concurso convocado por las instituciones, asegura que desde su nombramiento como director en funciones ha preparado “10 informes distintos para diversos espacios y realidades”, y añade: “La situación ha llegado a un punto tan paradójico que no puede continuar. Sigo a la espera de una última reunión a primeros de la próxima semana para decidir qué haré con mi futuro". Küng percibe un sueldo de 3.539 euros al mes.