Cospedal evita el choque con Aguirre "si le salen las cuentas" en el IRPF

El Ejecutivo regional anuncia una posible rebaja 10 días después de la subida de Rajoy La presidenta madrileña prometió reducir los tributos en su investidura

El consejero de Economía y Hacienda de la Comunidad de Madrid, Percival Manglano.
El consejero de Economía y Hacienda de la Comunidad de Madrid, Percival Manglano.EFE

Apenas han pasado 10 días y el Gobierno de Esperanza Aguirre ya le ha dado la vuelta al anuncio más aciago del Gobierno de Mariano Rajoy. El presidente despidió 2011 con el mayor recorte de la historia y una subida de impuestos que desdecía la promesa que mantuvo hasta el último minuto de la campaña electoral y en el posterior debate de investidura. Entre otros tributos, Rajoy anunció una subida “temporal” del IRPF. La presidenta madrileña, en una nueva demostración de que va por libre, estudia rebajar el tramo autonómico de ese tributo para “reactivar la economía”, según ha confirmado su consejero de Economía y Hacienda, Percival Manglano.

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, acogió con cierta distancia el anuncio del Gobierno de Aguirre. El pronunciamiento llega días después de que la Generalitat valenciana aprobara justo lo contrario: otra subida de impuestos y una nueva escala autonómica para el IRPF adaptada a la del Estado. Cospedal considera que el anuncio de Madrid es solo un análisis y que se podrá aplicar “si le salen las cuentas”, es decir, siempre que cumpla con el objetivo de déficit. La Comunidad de Madrid estaría por debajo del 1,3% fijado por el Ejecutivo central porque registró un 0,47% en el tercer trimestre de 2011. El Gobierno madrileño no ha precisado cuánto supondría para el contribuyente la rebaja del IRPF ni qué merma representaría para las arcas regionales. El consejero Manglano sí ha precisado que la decisión dependerá de los ingresos que tenga la Comunidad de Madrid por parte del Estado. Si se lleva a cabo, añadió, se podría aplicar en la declaración de la renta de 2012.

Madrid fue la primera región en bajar un punto el IRPF en 2007, lo que suponía un beneficio medio de 80 euros por ciudadano, según estimó entonces el Gobierno regional. También bonifica el impuesto de sucesiones y el de patrimonio.

El PP madrileño prometió bajada y congelación de impuestos en la campaña para las últimas elecciones autonómicas del pasado mayo. Aguirre lo recordó en junio en su discurso de investidura y se comprometió a mantener la desgravación por compra de vivienda habitual en el tramo autonómico del impuesto de la renta. Forma parte de su defensa del liberalismo económico que ve un estímulo para la economía en la rebaja de impuestos. Cuando el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero aprobó subir el IVA en 2010, la presidenta madrileña apeló a una rebelión ciudadana para evitarlo. Inició la campaña No más IVA. Consiguió firmas de altos cargos del Ejecutivo autónomo, alcaldes, diputados, concejales. Lo respaldó hasta Mariano Rajoy, el mismo que ahora contempla la opción de subirlo en marzo.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS