Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El instituto de Urdangarin pagó 90.000 euros al ‘número 2’ de ESADE

El contable del Instituto Nóos impartía clases en IESE

El secretario general de ESADE, Marcel Planellas, cobró 90.000 euros en un año y medio del Instituto Nóos por tareas de “asesoramiento empresarial”, según consta en las facturas a las que ha tenido acceso EL PAÍS. Planellas, según fuentes cercanas al instituto, ayudó a diseñar a Iñaki Urdangarin y Diego Torres los programas de los foros de Valencia y participó en varias reuniones con clientes de Nóos. Las jornadas reportaron ingresos de cinco millones al yerno del Rey y a su socio, que ahora están siendo investigados por el titular del juzgado de instrucción número 3 de Palma de Mallorca, el juez José Castro.

Planellas ha declinado detallar a este diario cuál fue su labor en el Instituto Nóos. Según las facturas que figuran en la causa, el secretario general de ESADE ganó 90.00 euros en cuatro pagos. En marzo de 2005, recibió 18.000 euros en concepto de “asesoramiento empresarial”. Dos meses después, facturó la misma cantidad, de nuevo por “asesoramiento empresarial”. En enero de 2006, consta un pago del instituto al profesor de 30.000 euros por el mismo concepto. Finalmente, en agosto del mismo año, recibió 24.000 euros por “asesoramiento y participación en Illes Balears Fórum 2005”. En las cuatro facturas consta el IVA correspondiente y en tres de ellas se aplicó el IRPF.

El juez investiga ahora si alguna de esas facturas está duplicada en la causa, que sigue bajo secreto de sumario. Planellas ha declarado como testigo para dar cuentas de los cobros, pero sobre él no pesa ninguna acusación. La actividad presuntamente delictiva a través del Instituto Nóos ha puesto a ESADE en una posición incómoda. El principal imputado, Diego Torres, dio clases en la escuela de negocios hasta que el centro le expulsó cinco meses después de que el juez le investigase por si hubiera malversado fondos.

Urdangarin y Torres se conocieron en la empresa privada, pero en ESADE estrecharon sus lazos. Torres impartió clases durante más de 12 años en la escuela de negocios como profesor asociado del departamento de Política y Empresa; Urdangarin se licenció allí en Administración y Dirección de Empresas (aunque Torres nunca fue su profesor). También Mario Sorribas, acusado de ser uno de los testaferros de las empresas de Urdangarin para desviar fondos al extranjero, impartió varias clases como invitado (la última, en 2009).

En el departamento de Política y Empresa nació la amistad entre Torres y Planellas, que era profesor también del área cuando facturó los primeros servicios a Nóos. En 2006, asumió la secretaría general de ESADE. El abogado Raimon Bergós, que posteriormente asesoró al duque de Palma, también impartió clases de forma puntual en ESADE. Bergós está imputado por colaborar presuntamente en el desfalco del Palau de la Música.

Varias fuentes cercanas a Nóos coinciden en que la mayor parte de los ponentes tanto en Valencia como en las Baleares provenían de ESADE. “Aunque también había profesores de otras escuelas de negocios, como IESE”, apuntan esas mismas fuentes. Es el caso de Miguel Tejeiro, profesor a tiempo parcial de IESE. Tejeiro, a través de su bufete de asesoramiento fiscal, llevaba la contabilidad del Instituto Nóos. Está imputado por fraude, malversación, falsedad y prevaricación; la misma acusación que pesa sobre Torres.

“Las jornadas eran de calidad. Y se trabajaba mucho”, aseguran varios extrabajadores de Nóos, que lamentan la imagen que se está dado de las ediciones del Valencia Summit y del Illes Balears Forum. “No eran tres o cuatro jornadas sin más, eran cumbres de expertos”, asegura un antiguo colaborador. Se trabajan “9 o 10 horas”, insiste.

El auto del juez es palmario sobre la actividad de Urdangarin y Torres: “Organizaron un entramado societario utilizando un grupo de sociedades mercantiles, a través de las cuales desviaban los fondos públicos y privados [por patrocinios de empresas] que recibía el Instituto Nóos, apoderándose de los mismos”. La entidad, según sus estatutos, carecía de ánimo de lucro. Hasta el momento, el yerno de Rey no ha sido llamado a declarar. Según fuentes judiciales, es cuestión de días que Iñaki Urdangarin rinda cuentas de sus actividades ante el juez en calidad de imputado.