Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
música

El lado lírico de la pandereta

La banda sonora de la Navidad llena los coliseos de Madrid

Conciertos para soñar con la Sala Dorada de Viena la mañana de Año Nuevo

La ciudad se llena de conciertos durante las vacaciones navideñas. Ampliar foto
La ciudad se llena de conciertos durante las vacaciones navideñas.

Las salas de conciertos de Madrid están de fiesta. Sus programas proclaman la llegada de la Navidad más allá del Aleluya de El Mesías de Haendel. Un festín majestuoso de las obras corales más espectaculares y de la grandeza del repertorio barroco de temática religiosa. La alegría navideña no entra solo por los ojos y el paladar.

Llega el martes al Auditorio Nacional el belga Sigiswald Kuijken con La Petite Bande. Kuijken lleva décadas ejecutando con maestría y seriedad el mejor repertorio del Barroco. En esta ocasión, recupera una joya de la música sacra alemana: la Historia de la Natividad de Heinrich Schütz. “Es una recopilación de textos de Lucas y Mateo, un Magnificat en latín y otro en alemán que escribió con 70 años. La música es increíblemente preciosa”, explica Kuijken, cuyo conjunto toca con instrumentos construídos en base a los cánones de la época. El belga apostó por crear una fundación para sustentarse cuando el Gobierno de Bélgica rebajó su subvención. “Cada vez nos acercamos más al modelo anglosajón y, con la crisis, la cultura se convierte en algo secundario. El dinero va solo a lo que da dinero. La gente joven está instruida en tecnologías, pero no sabe nada de música. Es la cocacolización de la cultura”, lamenta.

También en el Auditorio estará la Orquesta Sinfónica de Madrid (OSM) a las órdenes de uno de los grandes directores españoles, Rafael Frühbeck de Burgos, que volverá a interpretar una de sus piezas fetiche, la Novena Sinfonía de Beethoven. A su lado estará una devota admiradora del director, la soprano Raquel Lojendio. “Cuando veo en mi calendario que me toca trabajar con Frühbeck me pongo a dar saltos de alegría”, explica la cantante. No es para menos: es un tótem de la dirección en Europa y carga a sus espaldas decenas de Novenas. “La escritura para la voz de Beethoven es muy compleja, con muchos saltos de agudos a graves”, explica Lojendio. En las gradas, el Coro Nacional de España será la piedra angular para otorgar al Cuarto movimiento la majestuosidad que sigue haciendo estremecerse al mundo.

Los que busquen la desnudez de las voces en un coro, su lugar es el Teatro Monumental. Javier Corcuera dirige al Coro de RTVE en un programa etéreo y espiritual de compositores contemporáneos que se podrá escuchar en el coliseo de Atocha el día 21. Obras interesantes por ser la visión espiritual y sacra de compositores que vivieron un siglo XX convulso en el que lo profano ganaba el pulso a lo sagrado. Podrá escucharse la Lauda per la Nativitá del Signore de Respighi o un curioso Magnificat de Arvo Pärt, en el que las melodías arcaizantes se cruzan con temas tremendamente emotivos.

Citas ineludibles

  • Coro de la UPM. Hoy a las 22.30 en el Auditorio. Entradas: de 26 a 50 euros.
  • Camerata del Prado. Hoy a las 20.00 en el Coliseo Carlos III (San Lorenzo). Entradas: de 10 a 15 euros.
  • La Petite Bande. 20 de diciembre a las 19,30 en el Auditorio. Entradas: agotadas.
  • Banda Sinfónica Municipal. 20 de diciembre a las 19.00 en el Teatro Monumental. Entradas desde 5 euros.
  • Coro RTVE. 21 de diciembre a las 20.00 en el Monumental. Entradas: de 10 a 22 euros.
  • Orquesta Sinfónica de Madrid con Frühbeck de Burgos. 27 de diciembre a las 19.30 Entradas: agotadas.

Corcuera hará doblete estas fiestas para llevar el timón del Coro de la Universidad Politécnica de Madrid esta noche en el Auditorio. Un repertorio del mejor Barroco italiano y alemán que incluye fragmentos de El Mesías de Haendel —incluido el célebre Aleluya— y piezas de Bach o delicias virtuosísticas como El Invierno de Vivaldi, último concierto de Las cuatro estaciones.

Una de las conjuntos injustamente olvidados de la capital también ha querido sumarse a la celebración navideña con un concierto el día 20. La más que centenaria Banda Sinfónica Municipal de Madrid se pondrá a cubierto en el Monumental —suele tocar en el templete del Retiro— para interpretar La leyenda de Maracaibo de José Alberto Pina, las colosales Marte y Júpiter de la suite de Los planetas del británico Gustav Holst y una selección de piezas de la familia Strauss.

Para los más tradicionales hay dos opciones: el recital a la vienesa de la Orquesta de la Comunidad de Madrid (Orcam) el 27 en el Teatro de la Zarzuela, donde se interpretarán valses y polcas; o el concierto de la Camerata del Prado en el Coliseo Carlos III de San Lorenzo de El Escorial, con piezas de Mozart, Haydn y Carl Philipp Emanuel Bach. “A la Navidad le va cualquier música buena, aunque la gente suele reclamar el modelo de concierto de Año Nuevo de Viena”, explica su director, Tomás Garrido. Lo cierto es que en Madrid hay modelos suficientes como para contentar a todo el mundo: encuentre el suyo y sueñe con estar en la exclusiva Sala Dorada del Musikverein vienés el primer día del año.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram