Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gallardón reduce su deuda un 3,4%

El Ayuntamiento de Madrid cierra septiembre con 6.891 millones de euros pendientes, que espera reducir a 6.348 millones a final de año

El Ayuntamiento de Madrid cerró el tercer trimestre del año con una deuda de 6.891 millones de euros, un 3,4% menos que en el mismo periodo del año anterior (7.134 millones de euros). En total, las corporaciones locales acumulan 36.701 millones de euros, según los datos del Banco de España, un 1,3% más. Esa deuda supone el 3,4% del Producto Interior Bruto. En relación con su PIB, la deuda de la capital alcanza el 5,5%; la de la Comunidad de Madrid el 7,9%; y la de la Administración central el 50%.

Las seis principales ciudades (las que tienen más de medio millón de habitantes: Barcelona, Madrid, Málaga, Sevilla, Valencia y Zaragoza) acumulan 10.810 millones, un 0,51% menos. El incremento más notable fue el de Barcelona, que cerró el tercer trimestre con 1.091 millones, una subida del 37,4% respecto al mismo periodo de 2010. La capital catalana pasó de 794 millones en el tercer trimestre del 2010 a 1.202 a final de ese año, para poder hacer frente así a los gastos en servicios sociales tras un bajón en los ingresos, sobre todo por las transferencias del Estado y la Generalitat.

El Ayuntamiento de Madrid prevé terminar el año con una deuda de 6.348 millones. En el plan económico y financiero que ha presentado al Gobierno central, adelanta que, si se cumplen sus pronósticos, cerrará 2012 con 5.624 millones, y 2016 con solo 3.100 millones.

La Junta de Gobierno local decidió ayer presentar un recurso contencioso-administrativo contra la liquidación de la participación municipal en los tributos del Estado de 2009, que, en caso de prosperar, engrasaría aún más su contabilidad. Según los cálculos del Gobierno central, debería devolver 434,3 millones; según el Ejecutivo local, 268,22 millones de euros.

La discrepancia se fundamenta en que el Gobierno municipal atribuye el desfase a su favor en el adelanto de los ingresos tributarios (es decir, por recibir más dinero en función a la previsión inicial del que al final se ingresó en las arcas estatales) no solo a la caída debida a la crisis económica “sino también a decisiones adoptadas por el Ejecutivo que afectan directamente” a los ayuntamientos. Se refiere en concreto al cheque-bebé o a la deducción de 400 euros en el IRPF.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram