Ariadna Gil: “De no haber sido actriz sería trapecista, ahora retirada”

En ‘La casa entre los cactus’, la actriz da vida a Rosa, la madre de familia de la novela homónima del escritor madrileño Paul Pen

Ariadna Gil
Ariadna Gil

En su última y recién estrenada película, La casa entre los cactus, Ariadna Gil (Barcelona, 1969) da vida a Rosa, la madre de familia de la novela homónima del escritor madrileño Paul Pen, en la que un intruso hace añicos la aparente paz en la que se habían blindado.

La casa entre los cactus habla de una familia perfecta que esconde un secreto. ¿No son así todas las familias perfectas? Pretende ser una familia perfecta pero no lo es obviamente, ninguna lo es. Y los secretos directamente o indirectamente acaban saliendo y alteran esa apariencia de normalidad y felicidad que tienen muchas familias, incluida la de esta película.

La novela original de Paul Pen está ambientada en EE UU, mientras que la película está ambientada en Canarias. ¿Cambia el tono con el contexto? Cambia sobre todo el paisaje en el que está la casa. En la novela la casa está en un desierto y en la película viven en un valle verde, paradisiaco y sofocante. La sensación de aislamiento está presente en los dos casos. El cambio de país creo que hace que sea mas perturbadora, porque te das cuenta de que una historia así podría estar ocurriendo cerca de tu casa.

¿Qué otras películas basadas en novelas recomendaría? Los padrinos, El olvido que seremos, La insoportable levedad del ser, Matar a un ruiseñor, La noche del cazador.

¿Cuándo supo que sería actriz? Cuando vi de pequeña a Elizabeth Taylor que hacía de jockey de carreras en Fuego de juventud.

¿Qué papel ajeno le hubiera gustado interpretar? De lo último que he visto, la madre borracha de Cassie en Euphoria.

¿Qué es lo más bonito que le han dicho sobre su trabajo? Cuando me dicen que quieren volver a trabajar conmigo.

¿Y lo más extravagante? En una crítica, que tenia una sonrisa “dentiflor”.

¿Qué libro tiene abierto ahora mismo en la mesilla de noche? El imperio del dolor, de Patrick Radden Keefe, y El chicle de Nina Simone, de Warren Ellis.

¿Uno que no pudo terminar? La montaña mágica.

¿Hay algún clásico que haya descubierto recientemente? Un puente sobre el río Drina, de Ivo Andric.

¿Qué ha aprendido de los personajes que ha interpretado que no pueda enseñar un libro? No lo se, exactamente, pero supongo que al interpretar personajes basados en novelas, me acerco todo lo posible a ellos, convivo durante mucho tiempo con sus emociones y su forma de ser y pensar y eso me une a ellos de una forma especial que me acompaña en el tiempo, mucho más que cuando solamente leo el libro.

¿Cuál es la película que más veces ha visto? He visto muchas veces Plácido, Con faldas y a lo loco, La noche americana, Vértigo, Step Brothers, Anchorman…

¿Y la que le entusiasmó más recientemente? El acontecimiento, de Audrey Diwan.

¿La última serie que ha visto del tirón? Girls, de Lena Dunham y veo The Office en bucle, una y otra vez.

¿Su diálogo favorito en una película? Cuando John C. Reilly le dice a Will Ferrell: “You can call me dragon”, en Step Brothers.

¿En qué película u obra teatral se quedaría a vivir? En Belle Époque y en Historias de Filadelfia.

Si tuviese que usar una canción o una pieza musical como autorretrato, ¿cuál sería? Calma, de Marisa Monte, y Ay mamá, de Rigoberta Bandini, por lo del caldo sobre todo.

¿Cuál es el suceso histórico que más admira? Los sucesos históricos que me impresionan son los que son para el bien común, sin ánimo de lucro o de poder. Cuando la gente logra juntarse y trabajar juntos, los gestos desinteresados , normalmente no mediáticos, las acciones invisibles que hacen mas habitable el mundo.

¿A qué intérprete español le daría el Oscar? A Pepe Isbert.

De no haber sido actriz sería… Trapecista, ahora retirada …

Puedes seguir a BABELIA en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS