Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Congreso reconoce un 33% de discapacidad a los niños con cáncer

El Proyecto No de Ley afecta a los menores hasta 14 años enfermos y se pretende que sea efectiva desde el diagnóstico

Una niña ingresada en la planta de oncología del Hospital de La Paz de Madrid.

Pedro Quevedo, diputado por Nueva Canarias, ha conseguido que la Comisión de Sanidad del Congreso de los Diputados aprobara ayer jueves un Proyecto No de Ley (PNL) que reconoce de forma unánime un 33% de discapacidad a los menores de cero a 14 años con cáncer, justo en el momento que se produce el diagnóstico. De esta forma, se pretende cambiar la legislación vigente y se materializa una lucha que llevan años planteando distintas asociaciones, como Pequeño Valiente, organización formada por padres canarios con hijos que sufren esta enfermedad.

“Una vez aprobada, lo que ocurra después depende del Gobierno. El PNL solo insta. Pero nuestra posición ahora es mucho mejor que antes, ya que forzamos a que el Partido Popular votara a favor”, explica Quevedo vía correo electrónico.

A través de este PNL, el Congreso de los Diputados insta al Gobierno del Estado a modificar el Real Decreto 1971/1999, de 23 de diciembre, de procedimiento para el reconocimiento, declaración y calificación del grado de discapacidad, incorporando en el capítulo 11, correspondiente a neoplasias, un apartado que recoja la obligatoriedad de reconocimiento del 33% de discapacidad a los pacientes de 0 a 14 años diagnosticados de cáncer desde el mismo momento en que se produce el diagnóstico.

Según relató el diputado frente a la comisión, “aunque el cáncer infantil en España es, afortunadamente, poco frecuente, es más que una enfermedad, también es un problema social por el impacto socio-sanitario que tiene sobre los pacientes, las familias y la sociedad en su conjunto”, según se explica en un comunicado. Cada año, a unos 1.400 niños le diagnostican cáncer en España y entre 300 y 400 fallecen, a pesar de que la supervivencia de los menores afectados de cero a 14 años es del 80%. Los más comunes son la leucemia, los tumores cerebrales y linfomas.

Quevedo recordó que “cuando se diagnostica un cáncer a un niño/a, además del sufrimiento físico y afectivo que supone, las familias deben hacer ajustes complicados en sus vidas tratando de compaginar la dedicación al paciente, el cuidado del resto de los hijos, la vida laboral e, inevitablemente, el incremento de gastos que se conlleva”.

En Gran Canaria ya se reconoce esta prestación

No hay un criterio coherente entre las distintas comunidades que forman España, “respecto al procedimiento para el reconocimiento, declaración y calificación del grado de discapacidad”, explica Quevedo. Aunque la asociación Pequeño Valiente ha conseguido, tras años de lucha, que a los niños de la isla de Gran Canaria se les reconozca la discapacidad, existen otras Comunidades Autónomas que no están teniendo la misma suerte. "Hay algunas, como en la Comunidad Valenciana, que se les reconoce la discapacidad una vez que han pasado los seis primeros meses del tratamiento. Otras, como Galicia, ni siquiera tienen esta opción", según explican desde la organización.

El reconocimiento del 33% o más de discapacidad a estos pequeños les permite acceder a ayudas aliviando la situación económica de muchas familias, entre otras cosas. Teniendo acceso a una serie de servicios como prestaciones económicas, tratamientos rehabilitadores, medios de adaptación en el hogar, apoyo educativo y ayudas al transporte, entre otras. “El objetivo es poner lo más rápidamente posible en marcha los procedimientos de coordinación necesarios en materia de servicios sociales y sanitarios que permitan la aplicación inmediata de la medida en todo el territorio español”, concluye el documento.

Ayudas a los padres trabajadores de niños con cáncer

Desde la Fundación MásHumano también recordaban el pasado 15 de febrero, día de la lucha contra el cáncer infantil, que hay que ayudar a los padres trabajadores con hijos con cáncer. Desde el 2011, miles de estos progenitores cuentan con una ayuda económica para poder cuidar a sus hijos con cáncer u otra enfermedad grave que requiera que un adulto esté al cuidado de su pequeño, según informó esta organización.

“Tener un menor enfermo requiere mucho tiempo y son muchos los progenitores que desde el minuto cero abandonan su trabajo, por la gravedad de la situación, sin saber que pueden contar con una prestación que les ayudará mucho. La ayuda llega a cubrir el 99,9 % de la base reguladora”. Dicha presentación, según explican, se suele comunicar por parte del hospital o el médico a los padres afectados. “Pero hay que mejorar los canales de comunicación para que la ayuda llegue a más gente por otras vías, como desde la propia empresa”, comentaba entonces su presidenta, María Sánchez-Arjona.

Puedes seguir De mamas & de papas en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información