Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Conflicto entre leopardos en el Techo del Mundo

El cambio climático pone en peligro el hábitat del leopardo de las nieves, el felino más huidizo y misterioso del mundo

Leopardo de las nieves.  Quality

El leopardo de las nieves es el felino más misterioso y huidizo del mundo. Hasta el estreno de la serie de documentales de la BBC Planet Earth, a finales de 2016, algunos de sus comportamientos nunca habían sido observados, ni mucho menos filmados. El gran escritor de viajes Peter Matthiessen realizó un recorrido por Nepal acompañado de George Schaller, un experto en grandes carnívoros, para tratar de localizar a este felino. Sólo consiguieron ver unas huellas, pero el libro en el que contaban su recorrido por el Himalaya, El leopardo de las nieves, se ha convertido en un clásico. Ahora, gracias a cámaras trampa muy sofisticadas, los científicos han conseguido novedosas imágenes de este escurridizo felino. Aunque las últimas fotografías, tomadas en la reserva china de Sanjiangyuan (sureste de la provincia de Qinghai, en la meseta del Tíbet), ofrecen una inquietante sorpresa: una misma cámara ha captado con poca diferencia de tiempo a un leopardo de las nieves y a un leopardo común. El cambio climático está provocando movimientos de felinos en el techo del mundo.

La población del leopardo de las nieves, del que quedan entre 4.500 y 10.000 ejemplares, se reparte entre 12 países, aunque el 65% de los animales se encuentran en China, precisamente donde fueron tomadas esas imágenes, el 16 de julio, dentro de un estudio que lleva a cabo Panthera, la organización global que vela por la protección de los félidos y los grandes felinos, junto a la organización conservacionista china Shan Shui. El hábitat de estos leopardos, por encima de los 3.000 metros de altura, es muy peculiar: las montañas de los países de Asia Central que rodean el Himalaya. "El leopardo de las nieves, conocido también como 'el fantasma de las montañas' es uno de los más enigmáticos y menos estudiados de los grandes felinos", escribe Panthera en su descripción del animal.

Leopardo común en el territorio del leopardo de las nieves.
Leopardo común en el territorio del leopardo de las nieves.

El responsable para China de esta organización, Byron Weckworth, cuyo equipo tomó las imágenes, asegura que "por ahora" la presencia de leopardos comunes en ese territorio no es preocupante. "Aunque es la primera vez que tenemos una prueba documental, sabíamos que los leopardos de las dos especies llevan mucho tiempo conviviendo. Sin embargo, para que puedan coexistir, es necesario que haya suficiente presas para las dos especies. Si las presas se redujesen, por motivos como el exceso de caza, llegarían los problemas", agrega.

Los leopardos comunes son mucho más grandes y agresivos que los de las nieves, que tendrían todas las de perder. Su hábitat, las desoladas montañas que forman el Techo del Mundo, se encuentra especialmente amenazado por el cambio climático. "La subida de las temperaturas hará que suba la línea de árboles, que los bosques crezcan en lugares más elevados", explica Weckworth. "Los leopardos comunes avanzarán con los bosques y su población crecerá, lo que aumentará los conflictos entre las dos especies. La pérdida y fragmentación de su hábitat debido al cambio climático representa un peligro claro para los leopardos de las nieves", prosigue este naturalista.

Tanto en África como en Asia, los leopardos comunes han demostrado una enorme capacidad de adaptación, lo que ha provocado no pocos problemas tanto para ellos como para los seres humanos con los que se topan. Uno de los lugares del mundo con una mayor concentración de estos depredadores es la ciudad india de Bombai, que cuenta con 20 millones de habitantes y varias decenas de leopardos, que han encontrado una mina de alimentos en sus calles (y en los animales domésticos). Los leopardos de las nieves, en cambio, se han adaptado perfectamente a un entorno gélido y hostil en el que la vida no es nada fácil. Pero están tan especializados que cualquier cambio en su ecosistema les convierte en criaturas vulnerables. Si se produjese una guerra de leopardos en las alturas del mundo serían los claros perdedores.

Más información