Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El misterioso tercer elemento del núcleo de la Tierra

Un equipo de investigadores japonés propone el silicio, el segundo elemento más abundante de la corteza terrestre, como el componente del 5% de su núcleo

Recreación de las distintas capas de la Tierra News Direct / EPV

Hay dos planetas del Sistema Solar bien situados para albergar vida. Uno es Marte, por lo que sabemos, un desierto yermo. El otro, la Tierra. Una diferencia fundamental entre los dos mundos se encuentra en su núcleo. Bajo nuestros pies, a 3.000 kilómetros de profundidad, una bola de hierro y níquel funciona como una dinamo que genera una barrera magnética alrededor de nuestro planeta. Ese escudo desvía las partículas de radiación espacial que aniquilarían en poco tiempo a la mayoría de los seres vivos. Esa radiación es la que hace de Marte un entorno tan hostil. Aquel planeta también contó con un núcleo de hierro, pero lo perdió en los primeros millones de años de su historia.

Esa parte de nuestro planeta, tan importante para nosotros, es, al menos por ahora, inaccesible. Es imposible llegar hasta esa bola sólida de 1.200 kilómetros y conocerla requiere métodos indirectos. Así se sabe que el 85% de su masa está compuesta por hierro, que se complementa con un 10% de niquel. El 5% restante es aún un misterio.

Sin su núcleo de hierro, que crea la magnetosfera, la Tierra se vería arrasada por la radiación

Esta semana, BBC News publicaba un anuncio en el que se afirmaba que esa incógnita puede empezar a resolverse. Eiji Ohtani, de la Universidad Tohoku, en Japón, presentó el año pasado en la reunión de otoño de la Unión Geofísica Americana un artículo en el que plantea una solución al problema del tercer elemento mayoritario del núcleo.

Para conocer lo que hay en el interior de la Tierra, los científicos analizan las ondas sísmicas que pasan a través de esa zona y llevan consigo información sobre su composición. El equipo japonés recreó en laboratorio las elevadas temperaturas y presiones del centro de la Tierra y concluyó que el elemento que mejor explicaría el comportamiento de las ondas sísmicas es el silicio. Con un 27,7% de la masa de la corteza terrestre, es el segundo elemento más abundante después del oxígeno.

Preguntado por BBC News, Ohtani no descartaba que otros elementos fuesen también importantes y planteaba que será necesario seguir realizando estudios para tener resultados más concluyentes. Otro de los candidatos a ocupar el lugar del silicio como tercer elemento o, al menos, a completarlo, es el oxígeno.

Más información