Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

El sobrepeso de los niños españoles disminuye

El exceso de peso en niños entre seis y nueve años baja un 3,2% en cuatro años

El exceso de peso en niños de seis a nueve años ha descendido un 3,2% en los últimos cuatro años, según el Estudio Aladino 2015 (Estudio de Vigilancia del Crecimiento, Alimentación, Actividad Física, Desarrollo Infantil y Obesidad en España) que elabora el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad y la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aecosan). Los menores con sobrepeso han pasado del 44,5% al 41,3%.

"Los datos son esperanzadores pero insuficientes y por eso hay que seguir trabajando entre todos para que esta tendencia siga así", ha dicho Dolors Montserrat ministra de Sanidad en su primer acto público en la X Convención NAOS.

El secretario general de Sanidad y Consumo, Javier Castrodeza, ha recomendado impulsar iniciativas para la reformulación de los productos y en dar información más precisa a los consumidores que les facilite la elección de comidas más sanas. "Que la opción más fácil sea la más saludable", ha explicado.

El estilo de vida basado en el sedentarismo, una dieta poco equilibrada y el elevado consumo de sal, azúcares añadidos y grasas, cada vez más alejado de la dieta mediterránea, son algunos factores que contribuyen a que el exceso de peso prevalezca.

"Hay que reducir la presión de la comercialización de alimentos ricos en grasas y sal y bebidas azucaradas entre la población infantil y crear entornos sociales más saludables. Es clave garantizar una accesibilidad a una alimentación variada, equilibrada y moderada en calorías, grasas y sal", ha contado Castrodeza.

En el estudio de 2011, las cifras de sobrepeso infantil no habían logrado reducirse en diez años. En 2013,  las cifras de niños afectados se empezaron a reducir, pasando del 45,3% al 43%.

El estudio  Aladino se realiza midiendo la altura y peso de más de 10.000 menores de entre 6 y 9 años. Mide los dos grados de exceso de peso: el sobrepeso y la obesidad. El descenso se ha producido en el primer grupo, según explicó Teresa Robledo, directora de Aecosan, en unas jornadas con la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO), la agencia de comunicación Berbés y la Asociación Nacional de Informadores de la Salud (ANIS). ESo quiere decir que la tasa de sobrepeso ha ajado "·de una manera significativa estadísticamente", pero no así la de obesidad, que es el estado más grave.

La proporción de obesos se mantiene por encima del 18%, lo que preocupa especialmente porque "un 82% de las niños obesos serán adultos obesos", como dijo en esas jornadas Felipe Casanueva, presidente de la SEEDO.

Ricos y pobres

El trabajo Aladino recoge además otros hechos, como que la proporción de obesos entre los niños pobres (el 54,8%) es más del doble que la que se da entre los que viven en familias más pudientes (el 22,6%). Para considerar quién es pobre o no se ha tomado el límite de los 18.000 euros anuales de ingresos netos en la familia. Los pudientes lo son a partir de los 30.000.

Otros factores que influyen son no desayunar o dormir menos de 10 horas al día. También es mayor el porcentaje de los niños obesos que tienen televisor o DVD en su habitación (37% frente a 22%) y los que dedican dos horas o más al ocio pasivo (29% por 22%).