Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Amazing Grace

La informática del mundo de los negocios le debe mucho a la matemática Grace Murray Hopper

IBM Automatic Sequence Controlled Calculator, más conocido como Mark I

El 1 de enero de 1992, a la edad de 85 años, nos dejaba para siempre Grace Murray Hopper, matemática e informática estadounidense. Es posible que a muchos no les suene este nombre, pero la gran mayoría (por no decir todos) usamos a diario aplicaciones cuyo germen está en trabajos de Amazing Grace.

Ése era el sobrenombre que usaban sus amistades para referirse a ella, hecho que nos puede dar una idea de la grandeza de esta gran mujer, que además de ser matemática e informática también fue militar, alcanzando el grado de contraalmirante. Pero hablar sobre Amazing Grace es hablar de informática más que de matemáticas. Sus contribuciones a esta disciplina fueron muy importantes y novedosas, sobre todo teniendo en cuenta que estamos hablando de una época en la que la informática estaba prácticamente en pañales.

Grace Murray Hopper

Su vida académica transcurrió por varias escuelas privadas de mujeres hasta que llegó al Vassar College de Nueva York, exclusiva escuela también para mujeres en aquella época (en la actualidad es mixta) en la que se graduó en matemáticas y física. Después pasó a Yale, donde llegó a doctorarse en matemáticas a la vez que trabajaba de asistente en el Vassar College. Su tesis, New Types of irreducibility Criteria, fue dirigida por el magnífico matemático noruego Øystein Ore.

En 1943 decide alistarse en las Fuerzas Armadas, siendo enviada a Harvard después de graduarse para trabajar en los proyectos Mark, que fueron los primeros ordenadores electromecánicos fabricados. En lo que se refiere a programación, Grace Murray Hopper tuvo mucho que ver en los dos primeros, el Mark I y el Mark II.

Sobre 1947, precisamente cuando se termina de construir el Mark II (bajo la dirección del matemático estadounidense Howard Aiken y financiado por la Marina de los Estados Unidos), nos encontramos una de las anécdotas más conocidas del mundo de la informática. La cuestión es que en cierto momento se detectan errores en dicho ordenador, y al analizarlo se encuentra una mariposilla enganchada a uno de los relés de la máquina. Al parecer, era este bicho el que provocaba dichos errores, por lo que el tema se etiquetó como “First actual case of bug being found”, que podríamos traducir al español como “Primer caso real de bug encontrado”.

Log del primer bug informático encontrado

A raíz de la aparición de este bichito se comenzó a popularizar el término “bug” para designar fallos en informática. Erróneamente, se cree que fue la propia Grace quien encontró la polilla, pero ella misma acabó desmintiéndolo. De lo que sí parece ser la principal culpable es de la popularización de este término, que ha llegado hasta nuestros días.

Sigamos con las andanzas de Grace. Sobre 1950, comienza a trabajar en la empresa Eckert-Mauchly Corporation, fundada por los creadores del famoso ENIAC. Y aquí es donde podemos encontrar el germen de las principales contribuciones de Grace Hopper a la informática. Durante la estancia en dicha compañía, Grace desarrolla el primer compilador de la historia, el A-0.

Un compilador es un programa informático que traduce el código fuente de un programa escrito en un lenguaje de programación a otro lenguaje de programación, usualmente lenguaje máquina. Para entendernos, se puede decir que un compilador es un programa que traduce lo escrito por un programador a un lenguaje que el ordenador pueda entender, para que así el ordenador pueda ejecutar dicho programa. Por ello, el desarrollo de este primer compilador fue un paso muy importante para la informática de la época.

No quedó ahí la cosa. Amazing Grace también desarrollo el primer compilador para procesamiento de datos que usaba órdenes en inglés, el FLOW-MATIC, que se usó principalmente para el cálculo de nóminas. Pero Grace aspiraba a algo más. Pensó que se podría crear un lenguaje de programación que entendiera el inglés y que pudiera usarse en cualquier ordenador (en aquella época se puede decir que todos los ordenadores existentes eran incompatibles entre sí). Esta idea sentó las bases de lo que poco después sería el Common Businness-Oriented Language (Lenguaje Común Orientado a Negocios), más conocido como COBOL. La influencia de Hopper en sus bases fue tal que es considerada como la madre del COBOL. Y tal ha sido la importancia de dicho lenguaje que aún en la actualidad es utilizado por entidades bancarias y otro tipo de empresas, hasta el punto de que se puede decir que COBOL casi monopoliza el mundo de los negocios en lo que a informática se refiere: cuando realizas una transacción bancaria o cuando compras un billete de avión estás usando COBOL.

En relación con su carrera militar, Grace Hopper se retira por edad de la Marina en 1966, pero es llamada de nuevo en 1967 para colaborar en tareas informáticas. Se vuelve a retirar en 1971, pero es llamada de nuevo en 1972, dejándolo definitivamente en 1986 siendo contraalmirante.

Y en lo relativo a premios y menciones, Grace Hopper, además de sus distinciones militares, llegó a recibir más de 40 doctorados honoris causa, recibió el premio de Hombre del Año (sí, habéis leído bien) en Ciencias de la Computación en 1969, en 1993 se convirtió en la primera mujer miembro distinguido de la British Computer Society, recibió la Medalla nacional de tecnología en 1991 y da nombre a un buque de guerra, el USS Hopper, botado en 1996. También, desde 1971, se concede en premio con su nombre, el Grace Murray Hopper Award, por parte de la Association for Computer Machinery (ACM). Dicho galardón ha sido concedido a importantes personajes del mundo de la informática, como Donald Knuth, Steve Wozniak o Richard Stallman. Y desde 1994 se celebra en su honor el evento Grace Hopper Celebration of Women in Computing.

Como curiosidad, comentar que Google le dedicó uno de sus famosos doodles (como ya sabemos, a Google le encantan las “frikadas”) el 9 de diciembre de 2013 por el 107 aniversario de su nacimiento. En él, Hopper aparece utilizando COBOL para imprimir la edad que habría tenido en dicho año, y se aprecia también una mariposilla (un bug) saliendo del computador.

Una gran matemática e informática nuestra protagonista de hoy, Amazing Grace, pero poco conocida por el público en general, como muchos otros científicos y, sobre todo, científicas. Seguro que vosotros conocéis mucho más casos, y sería ideal que nos hablarais de ellos en los comentarios.