Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Desplazados

Bono pide ayuda urgente para los desplazados por Boko Haram

El líder de U2 ha visitado Nigeria, donde ha advertido de que 500.000 niños padecerán hambre severa si no se actúa ya

La estrella de rock y líder del grupo U2 Bono ha alertado de que miles de niños desplazados por la insurgencia del grupo terrorista Boko Haram en el noreste de Nigeria morirán de hambre si no se les hace llegar ayuda con urgencia.

El cantante ha puesto de relieve la emergencia humanitaria que vive el país durante una reciente visita a un asentamiento de desplazados por el conflicto en Maiduguri, en el Estado de Borno. "Hay 50.000 niños que van a morir si la ONU no consigue lo que necesitan", dijo Bono durante la visita, realizada en compañía del empresario y magnate nigeriano Alhaji Aliko Dangote. "Este es nuestro vecino de al lado y, si su casa se incendia, nuestra casa se incendia, es así de simple", ha añadido.

Las agencias de la ONU y otras organizaciones no gubernamentales calculan que hacen falta unos  180 millones de euros para satisfacer las necesidades inmediatas de más de medio millón de personas desplazadas por la fuerza por Boko Haram en Camerún, Chad y Níger, pero en la actualidad tienen solo un 24% de la financiación que necesitan. 

Hay 50.000 niños que van a morir si la ONU no consigue lo que necesitan

Bono, líder de U2

Además, la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), necesita otros 40 millones de euros para ayudar a las personas desplazadas dentro noreste de Nigeria. La región, y en particular el estado de Borno, han cargado con el peso de la insurgencia del grupo terrorista desde 2009, a pesar de que una campaña del Gobierno de Nigeria los ha combatido en la región en los últimos dos años. De hecho, las operaciones realizadas por el ejército nigeriano durante las últimas semanas ha aumentado a niveles catastróficos de sufrimiento entre los habitantes de la zona, y muchos han quedado fuera del alcance de la ayuda humanitaria durante meses o años. A principios de este mes, ACNUR anunció que han identificado a unas 800.000 personas más que necesitan ayuda urgente y que existe un grado de malnutrición grave que afecta a muchos de ellos, en un momento en que carecen de fondos suficientes para continuar con las operaciones de socorro.

Durante las pocas horas que pasó en Maiduguri, Bono visitó el campamento de Dalori, donde interactuó con algunas mujeres en la sala de maternidad de la clínica del asentamiento, y alentó a los pacientes a tener esperanza en el futuro.

Más información