Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Diseño

Las nuevas manos de la cerámica

Son las caras de un sector pujante de la artesanía. Entramos en los talleres de los alfareros del siglo XXI

Unas manos con ganas de explorar los límites de una práctica milenaria modelan un nuevo rostro a la cerámica. Su técnica sigue vinculada a la tradición de localidades como Talavera de la Reina (Toledo) y Manises (Valencia). Pero sus líneas han cambiado. Son modernas, limpias y atrevidas. Ha evolucionado hacia un diseño de primera línea que atrae a un público con un gusto especial por productos únicos. Un renacer que han iniciado creativos y alfareros abiertos a nuevas vías de crecimiento.

La cerámica ha ganado peso dentro del sector artesano, ha pasado de representar un 5,3% en 2008 a un 6,8% en 2014, según un estudio de Fundesarte, departamento de la Escuela de Organización Industrial (EOI). Esto se debe a que otros subsectores, como la madera, han caído mucho durante la crisis, mientras el cerámico se ha mantenido más estable. En los últimos años han desaparecido cerca de 800 empresas de este gremio (en 2014 se registraron 2.625). “Sin embargo, no ha bajado el número de ventas”, explica Laura Miguel, responsable de Fundesarte, “lo que significa que se ha producido una especie de limpia, se han mantenido las entidades más competitivas”. Según el informe, las empresas alfareras presentan ahora un alto nivel de innovación en diseño y canales de venta. Además, la loza ha sabido encontrar nichos de mercado como la decoración, la joyería y la gastronomía.

Cómo pintar un plato de cerámica. 

“España ha dejado de producir grandes cantidades de vajillas, pero el boom de la cocina ha permitido resistir a pequeños productores. A los chefs no les sirve cualquier plato y trabajan con artesanos para conseguir piezas únicas”, explica Oriol Calvo, gerente de la Asociación Española de Ciudades de la Cerámica. Innovar sin olvidar las técnicas tradicionales es posible y es lo que tratan de demostrar día a día los protagonistas del renacer de este material.

elpaissemanal@elpais.es