Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

España pierde 3.000 personas dedicadas a I+D en 2014

El gasto en investigación y desarrollo volvió a descender hasta el 1,23 % del PIB, según datos del INE

Concentración contra los rectores en ciencia
Concentración contra los rectores en ciencia, en octubre de 2013.

En 2014 España perdió 3.070 personas dedicadas en jornada completa a actividades de I+D, según se desprende de la comparación de los datos del INE de 2013 y 2014. La misma comparación muestra que el colectivo de investigadores se redujo en 989 personas. Entre 2010 y 2013, España perdió 11.000 investigadores.

Además, España dedicó 12.821 millones de euros a Investigación y Desarrollo (I+D) en 2014, lo que supone el 1,5% menos que un año antes, hasta llegar al 1,23 % del Producto Interior Bruto (PIB), frente al 1,26 % del año 2013. De acuerdo con los datos de la Eetadística sobre actividades en I+D difundidos hoy por el INE, las empresas realizaron nuevamente la mayor parte del gasto, con un 52,9 % (el 0,65 % del PIB), seguidas de la Enseñanza Superior, con el 28,1 % del gasto (0,35 % del PIB).

La Administración Pública, por su parte, realizó el 18,8 % del gasto total (0,23 % del PIB), y el 0,2 % restante correspondió al sector Instituciones Privadas Sin Fines de Lucro (IPSFL).

Las actividades de I+D fueron financiadas principalmente por empresas

Los tres principales sectores de ejecución redujeron su gasto en actividades de I+D en 2014 respecto al año anterior, de modo que en la Administración Pública y la Enseñanza Superior el descenso fue del 1,1%, y en el de Empresas, del 1,8 %.

Durante el año pasado, las actividades de I+D fueron financiadas principalmente por empresas (un 46,4 %), seguidas de las administraciones públicas (41,4 %), de los fondos procedentes del extranjero (7,4 %), de la Enseñanza Superior (4,1 %) y de las Instituciones Privadas Sin Fines de Lucro (0,7 %).

Por sectores de ejecución, el gasto en I+D en el sector público (administración y enseñanza) fue financiado, principalmente, por la Administración Pública (en un 83,1 % y un 73,1 %, respectivamente), mientras que el gasto en las empresas surgió de las propias compañías (en un 82,3 %).

En 2014, la I+D empleaba a 200.232,6 personas a jornada completa, de los cuales 122.235,4 eran investigadores (0,7 % de la población total ocupada). No obstante, menos de la mitad de los trabajadores en I+D eran mujeres (el 39,9 %). Los porcentajes más elevados de participación femenina se dieron en las IPSFL (56,2 %) y en la Administración Pública (51,0 %), seguida de la Enseñanza Superior (44,9 %), y las empresas (30,8 %).

Las autonomías que aumentaron la inversión en I+D respecto al año anterior fueron La Rioja (el 16,5 %), región de Murcia (4), Galicia (1,8), Comunitat Valenciana (1,3) y Aragón (0,9). El resto de comunidades redujeron su gasto, con Extremadura a la cabeza (10,5 % menos), seguida por  Cantabria (7,5 %) y por el Principado de Asturias (6,6 %), que fueron las que registraron los mayores descensos.

Las comunidades autónomas que más dedicaron a las actividades de I+D sobre el PIB fueron el País Vasco (2,03 % del PIB), la Comunidad Foral de Navarra (1,75 %), la Comunidad de Madrid (1,68 %) y Cataluña (1,47 %), que fueron, además, las únicas autonomías cuyo gasto superó a la media nacional.

Por el contrario, las comunidades que menos invirtieron en I+D sobre su PIB fueron Illes Balears (0,32 % del PIB), Canarias (0,46 %) y Castilla-La Mancha (0,51 %).

Por último, el INE precisa que las empresas del sector servicios concentraron casi la mitad del gasto en I+D (el 49,2 %), seguida de la Industria que concentró el 48 %. Por ramas de actividad, destacaron Servicios de I+D (un 21,2 % del total del gasto), Programación, consultoría y otras actividades informáticas (9,2 %) y Farmacia (8,5 %).

Más información