Selecciona Edición
Iniciar sesión

España pierde 3.000 personas dedicadas a I+D en 2014

El gasto en investigación y desarrollo volvió a descender hasta el 1,23 % del PIB, según datos del INE

Concentración contra los rectores en ciencia, en octubre de 2013.

En 2014 España perdió 3.070 personas dedicadas en jornada completa a actividades de I+D, según se desprende de la comparación de los datos del INE de 2013 y 2014. La misma comparación muestra que el colectivo de investigadores se redujo en 989 personas. Entre 2010 y 2013, España perdió 11.000 investigadores.

Además, España dedicó 12.821 millones de euros a Investigación y Desarrollo (I+D) en 2014, lo que supone el 1,5% menos que un año antes, hasta llegar al 1,23 % del Producto Interior Bruto (PIB), frente al 1,26 % del año 2013. De acuerdo con los datos de la Eetadística sobre actividades en I+D difundidos hoy por el INE, las empresas realizaron nuevamente la mayor parte del gasto, con un 52,9 % (el 0,65 % del PIB), seguidas de la Enseñanza Superior, con el 28,1 % del gasto (0,35 % del PIB).

La Administración Pública, por su parte, realizó el 18,8 % del gasto total (0,23 % del PIB), y el 0,2 % restante correspondió al sector Instituciones Privadas Sin Fines de Lucro (IPSFL).

Las actividades de I+D fueron financiadas principalmente por empresas

Los tres principales sectores de ejecución redujeron su gasto en actividades de I+D en 2014 respecto al año anterior, de modo que en la Administración Pública y la Enseñanza Superior el descenso fue del 1,1%, y en el de Empresas, del 1,8 %.

Durante el año pasado, las actividades de I+D fueron financiadas principalmente por empresas (un 46,4 %), seguidas de las administraciones públicas (41,4 %), de los fondos procedentes del extranjero (7,4 %), de la Enseñanza Superior (4,1 %) y de las Instituciones Privadas Sin Fines de Lucro (0,7 %).

Por sectores de ejecución, el gasto en I+D en el sector público (administración y enseñanza) fue financiado, principalmente, por la Administración Pública (en un 83,1 % y un 73,1 %, respectivamente), mientras que el gasto en las empresas surgió de las propias compañías (en un 82,3 %).

En 2014, la I+D empleaba a 200.232,6 personas a jornada completa, de los cuales 122.235,4 eran investigadores (0,7 % de la población total ocupada). No obstante, menos de la mitad de los trabajadores en I+D eran mujeres (el 39,9 %). Los porcentajes más elevados de participación femenina se dieron en las IPSFL (56,2 %) y en la Administración Pública (51,0 %), seguida de la Enseñanza Superior (44,9 %), y las empresas (30,8 %).

Las autonomías que aumentaron la inversión en I+D respecto al año anterior fueron La Rioja (el 16,5 %), región de Murcia (4), Galicia (1,8), Comunitat Valenciana (1,3) y Aragón (0,9). El resto de comunidades redujeron su gasto, con Extremadura a la cabeza (10,5 % menos), seguida por  Cantabria (7,5 %) y por el Principado de Asturias (6,6 %), que fueron las que registraron los mayores descensos.

Las comunidades autónomas que más dedicaron a las actividades de I+D sobre el PIB fueron el País Vasco (2,03 % del PIB), la Comunidad Foral de Navarra (1,75 %), la Comunidad de Madrid (1,68 %) y Cataluña (1,47 %), que fueron, además, las únicas autonomías cuyo gasto superó a la media nacional.

Por el contrario, las comunidades que menos invirtieron en I+D sobre su PIB fueron Illes Balears (0,32 % del PIB), Canarias (0,46 %) y Castilla-La Mancha (0,51 %).

Por último, el INE precisa que las empresas del sector servicios concentraron casi la mitad del gasto en I+D (el 49,2 %), seguida de la Industria que concentró el 48 %. Por ramas de actividad, destacaron Servicios de I+D (un 21,2 % del total del gasto), Programación, consultoría y otras actividades informáticas (9,2 %) y Farmacia (8,5 %).

Más información