Selecciona Edición
Iniciar sesión

¿Quiere que Internet le vaya más rápido? Pruebe con esto

Claves para que el wifi de casa no le ponga de los nervios. El lugar donde se coloca el 'router' importa (y mucho)

Piense dónde tiene instalado el router en casa (ese dispositivo con luces que proporciona la conectividad a la Red). Después, recuerde si alguna vez se ha enfrentado a la desesperada situación de no poder navegar por Internet porque la conexión falla. Hay muchas opciones de que lo segundo tenga que ver con lo primero. Siga estos sencillos consejos para navegar con más velocidad y que el wifi no le arruine una plácida tarde en las musarañas digitales.

1. Coloque el router en el centro de la casa

Ha tenido que llegar el físico Jason Cole, del Imperial College de Londres, para confirmar un secreto a voces. Cole ha calculado, fijándose en la distribución de la intensidad electromagnética y utilizando la ecuación Helmholtz, que el lugar idóneo donde colocar el router es en el centro del hogar, y que cuanto más cerca se encuentre el receptor del emisor, mejor señal obtendrá. Además, ha creado una aplicación para Android con la que se puede simular la propagación del wifi teniendo en cuenta la superficie del hogar (bajo estas líneas, una muestra).

http://marcianosmx.com/wp-content/uploads/2014/09/dailydot1.gif

2. Elija un lugar alto y sin obstáculos

Recuerde que las ondas que emite el router, a diferencia de las AM de la radio (que pueden alcanzar cientos de metros de distancia), solo cubren poco más de 12 centímetros y no penetran materiales como el metal o el cemento. De ahí que no se recomiende colocar el aparato en un espacio cerrado (como un armario) o entre paredes, y se prefieran los lugares altos. En ViveInternet, una iniciativa de la Agencia Canaria de Investigación, Innovación y Sociedad de la Información del Gobierno de Canaria, comparan el comportamiento de las ondas del router con el de la iluminación generada por una bombilla (la cantidad de luz no es igual si la bombilla está en el techo o si está en una lámpara apoyada sobre el suelo). Además, para no perder la mayor parte de la señal, se debe evitar poner delante espejos (que funcionan como una pared) o peceras (pues el agua no es un buen conductor de la señal).

3. No ponga al lado el teléfono (ni la pecera o la tele)

La bombilla veloz

Existen muchas investigaciones en pro de un wifi más veloz, algunas tan aparentemente elementales como el parpadeo de la luz de una bombilla. Se llama LiFi y dicen los expertos que garantizaría una conexión 12 veces más rápida. En TLife explican el sorprendente invento.

El televisor, el microondas y, en general, los aparatos que lleven un motor en su interior, pueden provocar interferencias. Incluso los monitores para bebés y los teléfonos inalámbricos, así como todas aquellas máquinas que se conecten vía Bluetooth. El departamento de Soporte Técnico de Apple resume las fuentes de interferencia más comunes: hornos, pantallas LCD, altavoces o teléfonos, entre otros.

4. Pruebe con mover antenas y dispositivos

Según destaca Dave Hamilton, cofundador de la página web The Mac Observer, si el router tiene dos antenas, estas se deben colocar en diferentes direcciones: una horizontalmente y la otra verticalmente. De esta forma, alguna de las dos coincidirá con la interna del gadget desde el que se quiere navegar (en la mayoría de los portátiles, esta es horizontal). Que la dirección de ambas antenas coincida facilita la navegación, según el experto. Si usa un móvil o una tableta, dependerá de cómo los sostenga, por lo que moverlos en caso de fallos de Red, no resulta un disparate.

5. Cambie la contraseña

La seguridad también es esencial para el buen funcionamiento del wifi. Prevenga cualquier tipo de hackeo con una clave WPA (de acceso a wifi protegido) y que tenga preferiblemente más de 20 caracteres (con mayúsculas, minúsculas y números). Si sospecha que le están robando la señal, puede descubrirlo en solo dos pasos. Y si la respuesta es positiva, cambie de clave. Aquí, sin embargo, el aumento de la velocidad será mínimo, pues como comenta Javier Sanz, fundador y CEO del Grupo ADSLzone a la web especializada en tecnología TLife, el ancho de banda que acapare el vecino pirata será mínimo debido a la lejanía.

6. Si va a consumir vídeos o juegos online, distribuya (con ayuda) su ancho de banda

Las videollamadas, los juegos online o las plataformas como Netflix, que desde el 20 de octubre ya está disponible en España, acaparan el ancho de banda (cantidad de consumo de información o datos que nos permite una conexión). Si estamos con uno de estos servicios y además tenemos varios dispositivos conectados (esto, por sí solo, ya puede ralentizar la velocidad de conexión en un 80%, según TLife), es probable que el asunto vaya lento. Por fortuna, existe una herramienta llamada QoS con la que, según PC Actual, “el router distribuye el ancho de banda disponible (el que proporciona el operador) en función del escenario de uso y de manera automática”. Baraje otra opción más asequible: moderar su consumo.

7. Seleccione el mejor canal por el que circularán los datos

Julien Herzen, un estudiante de doctorado de la Escuela Politécnica de Lausana, en Suiza, ha descubierto cómo escoger la mejor banda a través de un algoritmo que aumentaría hasta siete veces la velocidad. Este algoritmo, que ya está patentado, elige la ruta más óptima por la que irán los datos de Internet. Estos circulan por 13 canales y el router los dirige por alguno de ellos. Según su estudio, el 25% de los routers usa los mismos canales.

De momento, el algoritmo de Herzen no se ha implementado en ningún equipo, pero existen otras herramientas para buscar canales que no estén saturados. Javier Pérez Rey, director de la revista Interactiva y articulista de la web TecnoXplora, aconseja programas como InSSIDER (PC) o Wi-fi Explorer (Mac): “Los routers wifi se conectan en dos frecuencias (2,4 Ghz y 5 Ghz). Solemos usar la primera (de 11 canales), pero la segunda tiene 40. Si una red ocupa muchos canales, se puede cambiar en la página de configuración del router”.

8. Compre repetidores (o fabrique el suyo propio)

Cuando la conexión falla o va muy lenta mientras la señal permanece estática o parpadea rápidamente, puede que dos ondas parecidas se estén anulando. Es lo que se llama "punto negro inalámbrico", formado por una onda estacionaria. Para salir a esos lugares oscuros, conviene comprar extensores o duplicadores de señal inalámbricos (como enchufes), pensados, especialmente, para evitarlos en casas grandes o de varias plantas, donde es más habitual que sucedan. La configuración de estos repetidores es muy sencilla.

Roberto Adeva, de Cinco Días, explica en este artículo cómo se puede reutilizar un viejo router para convertirlo en repetidor.

La última opción

Si llegados a este punto no ha logrado acelerar su conexión, no queda otra que obrar a lo Enjuto Mojamuto: apague y encienda router. O, al modo de los valientes, llame a su operadora y pida una solución. La OCU anima a exigir el descuento a los operadores de todos esos minutos en los que (esta vez son ellos, no el router) nos dejan sin Internet. 

Más información