El cambio climático amenaza con impactos irreversibles

El Quinto Informe de Evaluación del IPCC muestra que el calentamiento es ya un fenómeno global causado por los humanos

Ampliar foto
Delegados durante las sesiones del IPCC, en Copenhague de este fin de semana. AFP

En cada rincón del planeta se nota el impacto del cambio climático. Pero es en las zonas menos desarrolladas donde sus consecuencias amenazan con ser más dramáticas. Esto es sólo una pequeña parte de las alertas que acaban de lanzar los expertos al mundo, en especial a los políticos, durante la presentación del Informe de síntesis publicado este domingo por el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC).

Creado en 1988 por la Organización Meteorológica Mundial (OMM) y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, el IPCC realiza evaluaciones periódicas sobre el cambio climático, sus impactos y las opciones que hay para adaptarse o mitigarlo. Los principales destinatarios de sus estudios científicos son los políticos.

Este informe de síntesis, presentado en Copenhague, resume las conclusiones de la tripleta de trabajos presentados en el último año y que forman el Quinto Informe de Evaluación (AR5, por sus siglas en inglés) del IPCC. Sus 116 páginas condensan el trabajo de seis años por parte de 830 científicos y es la biblia del cambio climático. En él se señala qué está pasando, quién tiene la culpa, qué consecuencias tendrá para el futuro y cómo se pueden frenar o al menos mitigar sus impactos sobre el planeta.

"Nuestra evaluación concluye que la atmósfera y el océano se han calentado, los volúmenes de nieve y hielo han disminuido, el nivel del mar se ha elevado y las concentraciones de dióxido de carbono han aumentado hasta niveles sin precedentes desde hace, por lo menos, 800 000 años", dijo Thomas Stocker, copresidente del Grupo de trabajo I del IPCC, durante la presentación del informe.

El informe insiste en el origen antropogénico del cambio climático

Aunque la acumulación de pruebas no ha dejado de crecer en los últimos años, es en el AR5 donde se afirma con más certeza que nunca el origen antropogénico del cambio climático: "Las emisiones de gases de efecto invernadero y otros impulsores antropógenos han sido la causa dominante del calentamiento observado desde mediados del siglo XX", dice el IPCC en una nota.

Los impactos del cambio climático ya se perciben en todos los continentes y océanos. Pero, siendo un fenómeno global, sus consecuencias presentan una distribución desigual. Por diferentes factores, como su ubicación geográfica, su menor grado de desarrollo o su mayor exposición a los fenómenos más extremos del calentamiento, son las sociedades y los pueblos más pobres los que más están sufriendo y sufrirán el cambio climático y eso que son los que menos culpa tienen.

"Muchas de las personas más vulnerables al cambio climático apenas han contribuido y contribuyen a las emisiones de gases de efecto invernadero", explicaba en la presentación el presidente del IPCC, R.K. Pachauri. "No será posible afrontar el cambio climático si los distintos agentes anteponen sus propios intereses de forma independiente; solo se alcanzarán resultados positivos con respuestas colectivas, en particular de la cooperación internacional", añadía.

Aún estamos a tiempo

El AR5 no se limita a describir la situación y dibujar un negro panorama. De hecho, es de los informes más optimistas de los que ha publicado el IPCC. Hay suficiente ciencia y tecnología para adaptarse a los efectos del cambio climático y, lo que es más perentorio, mitigar su alcance.

"Tenemos los medios para limitar el cambio climático", afirma Pachauri, quien añade: "Las soluciones son muchas y permiten el continuo desarrollo económico humano. Todo lo que necesitamos es voluntad de cambio, y confiamos en que esa voluntad esté motivada por el conocimiento y la comprensión de la ciencia del cambio climático".

Los científicos creen que una economía basada en bajas emisiones de carbono además de posible, es un negocio sostenible. El Informe de síntesis concluye que las estimaciones de los costos de la mitigación, aunque variables, no afectarían demasiado al crecimiento económico global. Si no se hiciera nada, se estima que el consumo, indicador del crecimiento económico, crecerá entre el 1,6 y el 3% anual a lo largo del siglo XXI. Con una mitigación ambiciosa, que permitiera limitar el calentamiento a 2ºC, estos índices sólo se reducirían alrededor de 0,06 puntos porcentuales.

"En comparación con el inminente riesgo de impactos irreversibles del cambio climático, los riesgos de la mitigación son razonables", asegura el copresidente del Grupo de trabajo III del IPCC, el dedicado a estudiar cómo combatir el cambio climático, Youba Sokona.

No nos queda mucho tiempo antes de que la ventana de la oportunidad se cierre", avisa Pachauri

Pero hay que actuar ya. El informe señala que hay varias vías para conseguir las sustanciales reducciones de las emisiones necesarias para limitar, con probabilidades de éxito superiores al 66%, el calentamiento a 2 ºC en relación con losniveles preindustriales. Sin embargo el AR5 también alerta de que si la mitigación adicional se demora a 2030, aumentarán considerablemente los retos tecnológicos, económicos, sociales e institucionales para conseguir en este siglo aquellla temperatura.

"No nos queda mucho tiempo antes de que la ventana de la oportunidad de permanecer en el margen de los 2 ºC de calentamiento se cierre", avisa Pachauri y añade: "Para tener buenas posibilidades de permanecer por debajo de los 2 ºC a costos razonables, deberíamos reducir las emisiones entre un 40 y un 70% a nivel mundial entre 2010 y 2050, y disminuirlas hasta un nivel nulo o negativo en 2100. Tenemos la oportunidad, y la elección está en nuestras manos".

Más información