Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

La leche de vaca gana a la de soja

Preguntamos a la experta cuál de las dos bebidas es más saludable. Y no alberga dudas

Después de la lactancia materna, se recomienda consumir leche de vaca, por ser este un alimento de alta calidad nutricional: aporte en proteínas de gran valor biológico, fuente de minerales como el calcio y el fósforo y de vitaminas como la A y la D. Cubre, en suma, un alto porcentaje de las recomendaciones diarias de nutrientes para el ser humano. El calcio de la leche de vaca presenta también una elevada biodisponibilidad, ya que se absorbe en un 32 %. En el caso de sus variedades desnatadas y semidesnatadas, el aporte calórico es menor y, por lo tanto, también lo es su contenido en vitaminas A y D (por esta razón, existen la leches enriquecida).

Las recomendaciones de calcio son mayores para niños, adolescentes y mujeres embarazadas, lactantes o menopáusicas. Es fundamental cubrir estas necesidades para prevenir deficiencias nutricionales como la osteopenia (disminución de la densidad mineral ósea) y la osteoporosis (debilitamiento del tejido que forma el hueso).

La bebida de soja, por su parte, se obtiene de la planta que le da nombre, abundante en proteínas de origen vegetal que ayudan a equilibrar una alimentación con exceso de proteínas de origen animal. Rica en isoflavonas (antioxidante natural), su aporte de calcio, sin embargo, es muy reducido, con baja disponibilidad de absorción: entre un 5 % y 13 % debido a la presencia de fibra. No aporta vitamina A ni D. Por ese motivo, la mayoría de las bebidas de soja tienen que ser enriquecidas con estos nutrientes, para aproximarse al valor nutricional de la leche.

Comparando ambos alimentos, nutricionalmente la leche de vaca es más completo y de alta calidad, indicado en todas las etapas de la vida. La bebida de soja se puede incluir para complementar la dieta habitual. Se recomienda sustituir la leche de vaca por la de soja en caso de alergias, intolerancia a la leche o en dietas vegetarianas veganas. Si su alergia es tanto a la leche de vaca como a la bebida de soja, existen otras bebidas vegetales, como la de avena y almendras.

* Marta María Suárez López es presidenta de la Asociación de Dietistas-Nutricionistas de la Comunidad de Madrid (ADDINMA).

Envíenos su duda sobre salud y bienestar.

Consulte todas las cuestiones BuenaVida resueltas por nuestros expertos.

Más información