El marido "perfecto" de Bruni

La primera dama francesa asegura que las ideas de Sarkozy "son fabulosas" y dice que en cinco años de mandato "lo ha hecho todo bien o casi"

Carla Bruni y Nicolas Sarkozy, el pasado 15 de febrero. / GTRESONLINE

Nicolas Sarkozy no tiene ningún inconveniente. Por lo menos para su esposa Carla Bruni. La primera dama francesa considera que las ideas de su marido, el presidente conservador, "son fabulosas" y que le apoyará en su campaña por la reelección en los comicios que se celebrarán en abril-mayo próximos.

En declaraciones al diario Le Parisien, la exmodelo y cantante de éxito, afirma que "ha hecho todo bien o casi durante cinco años" y encuentra que, "generalmente, sus ideas son fabulosas, muy sólidas. Le apoyo al cien por cien". Sin embargo, durante la pasada campaña electoral, Bruni defendió públicamente a la candidata socialista Sególène Royal, aunque no pudo votar porque no tenía la nacionalidad francesa.Tampoco ha ocultado nunca su simpatía hacia las posiciones de izquierda.

Bruni avanza al diario que asistirá al mitin que Sarkozy dará este domingo en Marsella.Tampoco fallará en el que está previsto el 11 de marzo en Seine-Saint Denis, al norte de París, que es el gran acto de la campaña. "Estoy contenta de que haya comenzado, contenta de que se haya declarado candidato. Es muy bueno", subraya Bruni, que reitera que acompañará al presidente cuanto la necesite, "es decir, en los momentos simbólicos".

La primera dama opina además que "hay que mantener el rumbo" en Francia y que la experiencia de su marido es fundamental para evitar lo que ocurre en países como Grecia. "Cuando veo lo que pasa en Grecia, francamente, tengo un poco de miedo", confía Bruni, quien revela que Sarkozy estaba "un poco tenso al principio" al comentar la entrevista en televisión en la que, el pasado miércoles, el presidente anunció su candidatura.

Y no piensa que, a pesar de que los sondeos le consideran perdedor -detrás de su principal rival, el socialista François  Hollande- se da por derrotado. "No. Me levanto todas las mañanas y me acuesto todas las noches con él. Conozco poca gente que tenga tan pocas dudas. Si tuviera la menor duda, lo dejaría", agrega.

La pareja, que tiene una hija de casi cuatro meses, Giulia, se conoció el 3 de noviembre de 2007, dos semanas después del divorcio de Sarkozy. La presencia de Bruni, apoyando a su marido en la reelección a la presidencia de Francia, choca con la actitud en mayo de 2007 de la anterior esposa de Sarkozy, Cécilia Ciganer Albéniz.  Por entonces, y en medio de constantes rumores de separación, no formó parte de su equipo de campaña y no se la vio en ninguno de los mítines. El 10 de noviembre de 2007, un escueto comunicado informaba que los Sarkozy se habían divorciado "por consentimiento mutuo".

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Avatar
Periodista de EL PAÍS

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana