Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aviso a las 'universidades pirata'

Cedro, la entidad que vela por los derechos de autor en libros y revistas, amenaza con acciones legales si en los campus españoles se sigue violando el 'copyright'

No es la SGAE pero también cuenta con inspectores y éstos tienen en el punto de mira a las universidades españolas como gran foco de distribución de contenidos protegidos por derechos de autor. El Centro Español de Derechos Reprográficos (Cedro, entidad que representa a unos 17.000 autores y a más de 1.500 editores) sugiere acciones legales inminentes contra los responsables universitarios si no regularizan la difusión masiva de todo tipo de obras: literarias, científicas, técnicas...

"Algo habrá que hacer, nos lo están poniendo muy difícil y estamos quemando los últimos cartuchos", advierte Magdalena Vinent, directora general de Cedro, a la pregunta de si barajan llegar a los tribunales. "No se dan cuenta de que están perjudicando a la ciencia, al progreso y a ellos mismos, porque ellos también generan derechos de autor", añade.

Se han solicitado sólo 15 licencias; en España hay 75 centros

Al tradicional trasiego de apuntes y fotocopias se han sumado los archivos adjuntos en correos electrónicos, los lápices de memoria o los enlaces de descargas. Los profesores envían bibliografía (en la mayoría de los casos obras de literatura y manuales universitarios) a sus alumnos y estos se intercambian archivos entre sí. "Nos parece muy bien que se empleen estas tecnologías, pero que se haga con permiso", señala Vinent.

En el ámbito universitario se han solicitado sólo 15 licencias, la mayoría puntuales, para determinadas facultades y másteres, indican desde la entidad de gestión. En España hay 75 universidades, 50 públicas y 25 privadas.

Cedro esgrime que desde 2005 intenta alcanzar con la Conferencia de Rectores de Universidades Españolas (CRUE) el mismo acuerdo que en 1998 permitió regularizar el uso de fotocopias. Ahora la posibilidad de un convenio sobre reproducción digital con las universidades está en el aire. "En la CRUE no se quieren sentar con nosotros, no nos cogen el teléfono ni responden a nuestros correos electrónicos", afirma Vinent.

Una fuente de la CRUE afirma por vía telefónica que se considera muy importante esta cuestión y que "no es verdad" que no haya habido contactos entre los rectores y Cedro. "Llevan mucho tiempo llamándonos para que firmemos un convenio. Se han reunido con nuestras comisiones sectoriales y estas no ven claro lo que se nos propone. No sabemos cómo proceder a sus peticiones y por eso hemos solicitado un informe jurídico que todavía no tenemos. En paralelo, el presidente de la CRUE sí que ha hablado con Cedro. Hasta hace relativamente poco ha habido encuentros. Antes de Semana Santa hubo un amago de reunión, pero tuvimos que posponerla. Lo que no podemos es dar una respuesta porque todavía no la tenemos. Nos sorprende que digan que la CRUE no atiende a sus llamadas".

Cedro, por su parte, dice haber hecho un esfuerzo para facilitar las cosas. Han creado el portal www.conlicencia.com , para gestionar la petición de estos permisos, "que se pueden obtener en cinco minutos". En esta web es posible solicitar licencias para el ámbito universitario en modalidad anual o pagando por cada uso, tanto para fotocopias como para reproducción digital. El pago se puede efectuar con tarjeta de crédito. "Algunos profesores universitarios concienciados han adquirido licencias a título individual: poniendo dinero de su bolsillo", señalan.

En la CRUE recuerdan que las universidades gozan de autonomía. "La CRUE podrá llegar a un convenio marco (o no), y comunicárselo en su caso a cada universidad, pero estas luego harán lo que crean conveniente". Desde Cedro replican que ya han acudido a cada universidad por separado y que la mayoría de estas les remite de nuevo a la CRUE.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 21 de abril de 2010