Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Actores callejeros

A El Mini, El Susi, El Peque y Berta -los cuatro intérpretes de Deprisa, deprisa- Carlos Saura los encontró en las calles de Villaverde, un barrio periférico de Madrid. El Mini consiguió el papel protagonista después de que el primer candidato muriera a tiros en un enfrentamiento con la policía poco antes de empezar el rodaje. "Eran chicos conflictivos, tonteaban con la droga, pero no estaban enganchados", señala Saura. Al Susi lo detuvieron poco después del estreno del filme. "Fui una vez a Carabanchel, pero luego no volví a saber nada de él. Era el que estaba más enganchado", continúa el director, que hace unos años recibió la noticia de que El Susi había muerto de una sobredosis. Aunque todavía hoy nadie le ha confirmado la noticia.A José Luis Manzano y José Luis Fernandez, El Pirri, también los encontraron en la calle. Trabajaron con el director Eloy de la Iglesia en varias de sus películas sobre delincuentes juveniles: El Pico, Colegas y La estanquera de Vallecas. Pirri apareció muerto en un descampado de Vicálvaro, tenía 23 años y parecía que todo le iba bien. Era popular gracias a un espacio fijo en un programa de televisión. A Manzano lo encontraron en el apartamento donde se refugiaba durante las horas que pasaba fuera de la cárcel de Yeserías. "No siempre es igual. Eso es un tópico", recuerda Carlos Saura, "El Peque y Berta se casaron y ahora tienen un hijo. Están bien".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 4 de diciembre de 1992