Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Paco de Lucía dice que nunca engañó a Camarón

El guitarrista reacciona ante los rumores sobre su honradez en la relación con el cantaor

El mundo del flamenco está revuelto. La polémica sobre los derechos de autor de Camarón continúa y Paco de Lucía es uno de los principales acusados de no jugar limpio con estos derechos. "Oigo comentarios que sólo tienen una conclusión: yo he engañado a Camarón", dice el guitarrista, que mantiene su devoción por el cantaor. Y ha roto su tradicional silencio reaccionando con rabia, dolor y tristeza: "Jamás lo he hecho".

MÁS INFORMACIÓN

Paco de Lucía es una persona introvertida, callada y con cierto aire de timidez. Reacio a regalar su intimidad, su intimidad es él, no concede entrevistas excepto cuando presenta un nuevo disco o prepara un concierto especial. Durante los meses de verano, desaparece en Cancún (México) y es como si se lo hubiese tragado la tierra. Ahora, por primera vez en su vida, el guitarrista ha roto el silencio por iniciativa propia porque ha sido elegido como blanco en la polémica que azota el mundo del flamenco sobre los derechos de autor de Camarón. "Ratero", le llamaron en el entierro del cantaor de la Isla, poniendo su honorabilidad en entredicho y empañando una amistad que se remonta 25 años atrás.Hoy, hace tres meses que no abre la funda de una guitarra y acaba de suspender una gira por toda Andalucía -"pido disculpas, pero no puedo tocar", dice- Con su padre gravemente enfermo, las acusaciones de haber traicionado a Camarón apropiándose de sus derechos de autor le han afectado profundamente, en una mezcla de rabia y dolor. "Cuando se murió Camarón me fui. He estado dos meses pensando en él cada día, sufriendo y con una tristeza inmensa. Y veo que hay rumores de que está en entredicho mi honestidad en la relación con él en cuanto a derechos de autor, algo infundado y que no tiene sentido. Siempre he intentado ayudarle con todo el cariño y la admiración del mundo. Oigo unos comentarios que tienen una conclusión: yo he engañado a Camarón. Y jamás lo he hecho".

Paco de Lucía se reafirma en su rabia ante estos comentarios. "No son ciertos. La verdad está ahí para el que quiera descubrirla, porque nunca me he llevado nada de él. Le he dado toda mi capacidad, mi inspiración y mi cariño. Camarón ha sido una de esas tres cosas inamovibles que te suceden en la vida y todavía permanece. Me da pena, vergüenza y tristeza todo lo que se está diciendo, y no sé cómo limpiarlo y explicar que es incierto. No sé si habrá alguna manera de que la gente lo entienda, pero ahí están las cifras para el que quiera enterarse".

Tras la muerte de Camarón, y cuando la frase del cantaor -"ahora resulta que la obra no es mía"- todavía resuena en el mundo del flamenco, Paco de Lucía pidió a la Sociedad General de Autores de España un certificado de todos sus derechos recaudados como autor para Camarón, con el fin de donárselos a su familia. En total, según el guitarrista, poco más de un millón de pesetas, cifra muy alejada de los 1.000 millones que los rumores dispararon como derechos de autor globales por los 19 discos del cantaor, de los que vendió un total de 361.172 ejemplares (a 14 de julio de 1992). "Me apetecía cederlos porque era mi amigo, tenía cuatro hijos y quería ayudar. Los ofrecí también para que supieran la cantidad real. Pero a Camarón nunca se lo dijeron y nunca vinieron a recogerlos".

Una duda de 1.000 millones

Paco de Lucía participó como autor en los cuatro primeros discos de Camarón, como coautor de 36 canciones -"con un 25% de los derechos", dice- de las 164 que componen la obra completa del cantaor. De este repertorio, Camarón es autor de 27 canciones. "Cuando se habla de los 1.000 millones", continúa el guitarrista, "hay que decir que fue un invento de José Candado [el ATS que estuvo junto a Camarón en sus últimos años], que trasladó a la familia de Camarón y creó la duda, algo totalmente comprensible".Poco antes de la muerte de Camarón, Paco de Lucía intentó visitar al cantaor en la Línea para hablar del tema. "No vayas por allí, me dijo su abogado, porque la familia no quiere y puedes tener problemas, lo que me dejó aún más desconcertado. Y ahí empieza la pesadilla, porque es una de las penas más grandes que tengo. Que Camarón se ha ido y no he podido verlo para evitar este malentendido. Es lo que más clavado tengo, que se haya ido pensando que todo lo que le decían era verdad. No duermo pensando que se haya muerto con la duda. Estoy seguro que si Camarón estuviese vivo sufriría más que yo".

Según Paco de Lucía, "lo único que me ha preocupado desde niño es ir derecho, no porque sea mejor que otros, sino porque me di cuenta desde hace mucho tiempo que es mucho más fácil que ir torcido. Nadie te puede poner la cara colorá y a la hora de pegarle a un tío una torta tienes la fuerza de Sansón, porque tienes la razón. Es mucho más fácil ser honesto que no serlo, bondades aparte. Por esto, no estoy preparado para un palo así, porque nunca me lo han dado. Me ha hecho polvo y me ha desequilibrado, porque no he dado pie a que me suceda una cosa así. Lo decía mi madre: si tú fueras mujer, serías la más puta del mundo porque no sabes decir que no".

Ahora, todos intentan suavizar tensiones y normalizar la situación. La viuda de Camarón, Dolores Montoya, ha emitido un comunicado en el que afirma: "La familia de Camarón quiere dejar muy claro que ni ha duda do ni duda de la honradez y el afecto que presidió siempre la relación entre Paco de Lucía y José Monge". Tomatito, el guitarrista que acompañó a Camarón en la última época, también ha intervenido: "Paco no se merece esto. Adoraba a Camarón".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 17 de septiembre de 1992