ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

martes, 26 de julio de 1983

Los dirigentes del Pacto Andino acuerdan una estrategia conjunta sobre la ayuda internacional para la región

  • Aprobada, con respaldo español, una resolución de apoyo a los esfuerzos del 'Grupo de Contadora'

Los presidentes de las cinco naciones que integran el Pacto Andino -Venezuela, Colombia, Perú, Ecuador y Bolivia- acordaron ayer, en el curso de una sesión extraordinaria de Acuerdo de Cartagena de Indias celebrada en Venezuela dentro de los actos conmemorativos del bicentenario del nacimiento de Simón Bolívar, adoptar una estrategia conjunta para conseguir, en los organismos de crédito y financiación internacionales, una política de ayuda a la región andina que no ponga condiciones muy gravosas para el desarrollo de las economías de los distintos países que integran el citado pacto

Los presidentes de Venezuela, Colombia, Perú, Ecuador y Bolivia acordaron también buscar una fórmula de cooperación monetaria entre sus países que culmine con la creación de una unidad de cuenta común que se llamará el peso andino.A propuesta del presidente ecuatoriano, y con el apoyo de Perú y Bolivia -los tres países bolibianos que no participan en el grupo de Contadora-, el Pacto Andino aprobó también una resolución de apoyo a los esfuerzos de Venezuela, Colombia, Panamá, México por conseguir la paz en Centroamérica.

El ministro español de Asuntos Exteriores, Fernando Morán, que participó en la sesión de ayer en representación del Rey por ser España miembro observador del Acuerdo de Cartagena, unió el apoyo de su Gobierno a la resolución sobre Contadora de los países bolivarianos.

La declaración de 14 puntos de los presidentes que integran el Pacto Andino reconoce el escaso progreso realizado en la integración económica de la región desde que se firmara, en 1969, el Acuerdo de Cartagena.

La política de crédito,

Las dificultades extremas para esos progresos se encuentran en la grave crisis económica internacional que desde mediados de los años sesenta ha afectado a las economías nacionales; en la política capitalista que siguen las instituciones de crédito y financieras internacionales, como el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional, comodenunció en la reunión el presidente Siles Suazo, de Bolivia, y en los perniciosos efectos que la política monetaria y de tipos de interés norteamericana está teniendo en esta área prioritariamente del dólar.Sin embargo, las razones internas de esta falta de progreso en la creación de lo que se intentó que fuera el mercado común andino se encuentran en la falta de voluntad de sus dirigentes políticos y en las diferencias nacionalistas entre al gunos de sus miembros, como des tacó el presidente peruano, Belaúnde Terry.

Temas como la liberalización aduanera, la programación industrial conjunta, la moneda común, etcétera, que se contemplaban en el Acuerdo de Cartágena, no han sido posibles todavía.

Los cinco mandatarios andinos quieren ahora, cuando sus repúblicas atraviesan por un proceso de estabilidad democrática por primera vez en muchos años, reforzar esas aspiraciones de integración económica entre ellos y adoptar posturas comunes para luchar en temas externos, como la deuda y las ayudas al desarrollo.

El Pacto Andino firmó ayer dos acuerdos de cooperación con Argentina y Panamá, y se están negociando otros con España, Estados Unidos y la Comunidad Económica Europea.

A pesar de estos buenos deseos de realizar la integración económica, la mente de los presidentes andinos y la del resto de los responsables latinoamericanos se encuentra estos días más pendiente de los sucesos de Centroamérica y con la esperanza puesta en que los trabajos del grupo de Contadora impidan que la Administración norteamericana intervenga militarmente en Nicaragua o El Salvador, ya que las consecuencias de esa acción afectarían en esta ocasión a todo el continente americano.

Un plan de paz

El ministro de Asuntos Exteriores venezolano, José Alberto Zambrano, dijo ayer que los cancilleres que integran el grupo de Contadora, que se reunirán el jueves en Panamá con el resto de los ministros de los países - centroamericanos, esperan "elaborar un plan de paz muy concreto", que fijó ya un calendario de negociaciones y realizaciones, complementando la declaración de Cancún.Zambrano, como el resto de los ministros bolivarianos que se encuentran en Caracas, se mostró muy optimista después del apoyo dado por Fidel Castro a la declaración de Cancún, y aunque se confía poco en los resultados que pueda tener la misión Kissinger, algunos esperan que el ex secretario de Estado norteamericano se reúna con Castro en los próximos meses para llegar a un acuerdo de paz para Centroamérica y el Caribe que complemente los esfuerzos de Contadora.

"No se trata de sustituir al grupo de Contadora ni de ampliar este grupo, pero sí se trata de tomar en cuenta esos factores exógenos de los presentes en el área para que ellos mismos, involucrados dentro de los intereses generales que hay en el área, contribuyan con sus propias gestiones diplomáticas y con su apoyo a la paz", declaró el canciller venezolano, José Alberto Zambrano, refiriéndose a Estados Unidos y a Cuba.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana