Vídeo | ¿Por qué estas ranas no pueden saltar?

Un reciente estudio revela por qué la especie Brachycephalus, diminutos anfibios endémicos de Brasil, no consiguen controlar el aterrizaje de sus saltos

Vídeo: EPV

Brasil posee una diversidad tan extraordinaria que en sus selvas se encuentran las ranas más pequeñas del mundo. Es el caso del género Brachycephalus, anfibios que en ocasiones no superan el centímetro de tamaño y poseen unas peculiares cualidades, como se puede apreciar en el vídeo que acompaña a esta noticia. Estos anfibios pertenecen a la selva atlántica del país y su hábitat se reduce a unas pocas cimas de montañas, en estados como Paraná y Santa Catarina al sur de Brasil. Este nivel de microendemismo puede deberse a su tolerancia climática y a un estrecho conjunto de condiciones ambientales que sólo se encuentran en regiones montañosas.

El profesor de la Universidad Federal de Paraná (Brasil) y jefe del proyecto, Marcio Pie, ha dirigido un estudio que muestra cómo el tamaño de esta especie influye en la capacidad de realizar sus saltos. En este vídeo se ve como ninguna de las ranas, todas del género Brachycephalus, consigue controlar su postura cuando se preparan para aterrizar y se golpean contra el suelo. Las investigaciones de Pie señalan que los diminutos canales internos del oído provocan una baja sensibilidad a la aceleración angular, lo que impide a las ranas mantener el equilibrio.

Además análisis adicionales, también se ha determinado que esta especie salta de forma similar a las ranas y sapos más grandes con sistemas vestibulares deteriorados, incluyendo aterrizajes incontrolados con las extremidades posteriores extendidas. No obstante, los estudios adelantan que como medida de supervivencia las ranas han desarrollado otras estrategias de defensa, como la toxicidad o e camuflaje, para no ser tan vulnerables ante los depredadores.


Normas

Más información

Archivado En