_
_
_
_
_
COLUMNA
Artículos estrictamente de opinión que responden al estilo propio del autor. Estos textos de opinión han de basarse en datos verificados y ser respetuosos con las personas aunque se critiquen sus actos. Todas las columnas de opinión de personas ajenas a la Redacción de EL PAÍS llevarán, tras la última línea, un pie de autor —por conocido que éste sea— donde se indique el cargo, título, militancia política (en su caso) u ocupación principal, o la que esté o estuvo relacionada con el tema abordado

Itziar Castro: el miedo que daba Goya

A las horas de su fallecimiento, hemos podido comprobar cómo un buen puñado de indeseables, cofrades del ‘telodije’, dictan sentencia sobre su muerte

Itziar Castro
La actriz Itziar Castro.Getty

Cuando Itziar Castro entró en Vis a vis, en su tercera temporada, la serie ya nos había presentado una buena colección de personajes aterradores. Ahí estaban Zulema, Anabel y otras tantas, una cuerda de presas tan amenazadoras como carismáticas, interpretadas por un grupo de actrices estupendas —y algunos funcionarios no menos terroríficos como Palacios y Sandoval—. Enfrentada al reto de sumarse a un reparto más que consolidado, Itziar cumplió con creces.

Aunque ya tenía un largo recorrido interpretando a personajes episódicos y había tenido repercusión gracias a Pieles, el primer largo de Edu Casanova, fue en Vis a vis donde Itziar disfrutó de su primer personaje televisivo de largo recorrido. Y donde los espectadores pudimos disfrutar con ella. Y cuando digo disfrutar me refiero a sufrir por culpa de Goya, la villana a la que interpretaba. Tanto que, por ejemplo, mientras escribíamos la tercera temporada de Señoras del (h)AMPA, pensamos en ella para otro personaje de terror, uno de esos que se quedó en el papel porque la temporada no llegó a producirse nunca.

Castro dijo que para aquel personaje se había inspirado en la interpretación que Charlize Theron hizo de la asesina Aileen Wuornos en Monster. “Goya entró en la cárcel de muy joven y se ha hecho adulta ahí dentro, donde descubre que, con su físico, puede hacerse respetar. Es de las pocas prisioneras con las que nadie se mete”, explicaba en una entrevista.

Itziar, al trato, podía infundir cualquier cosa menos terror; era cariñosa, incansable, apasionada. A las pocas horas de su fallecimiento, además de la desolación de tantos amigos suyos, hemos podido comprobar cómo un buen puñado de indeseables, asiduos al telodije, dictan sentencia sobre su muerte. Ojalá a esos, que no entienden de respeto, de decoro, ni de la vida, Itziar les hubiese dado el miedo que daba Goya.

Puedes seguir EL PAÍS Televisión en X o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.


Recibe el boletín de televisión

Todas las novedades de canales y plataformas, con entrevistas, noticias y análisis, además de las recomendaciones y críticas de nuestros periodistas
APÚNTATE

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
_

Sobre la firma

Paloma Rando
Redactora, columnista y guionista de televisión. Empezó a trabajar en el medio en 2006, en el departamento de vestuario de diferentes series, y dio el salto a guion en 2012. Su último trabajo emitido es 'Señoras del (h)AMPA'. Ha desarrollado series para Alea Media, Shine Iberia, Secuoya, Zeta studios y Suma content, entre otras productoras.
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_