_
_
_
_
_
Columna
Artículos estrictamente de opinión que responden al estilo propio del autor. Estos textos de opinión han de basarse en datos verificados y ser respetuosos con las personas aunque se critiquen sus actos. Todas las columnas de opinión de personas ajenas a la Redacción de EL PAÍS llevarán, tras la última línea, un pie de autor —por conocido que éste sea— donde se indique el cargo, título, militancia política (en su caso) u ocupación principal, o la que esté o estuvo relacionada con el tema abordado

El terror a este lado de ‘El otro lado’

La serie, protagonizada y creada por Berto Romero, no está hecha para temer espíritus en casa, sino presencias de otro tipo de fantasmas en la tele y en la vida

Nacho Vigalondo y Berto Romero, en 'El otro lado'.

No hay nada como asomarse al otro lado para que te provoque terror el propio. Esto vale para muchos aspectos de la vida, pero en este caso me refiero al sobrenatural. El otro lado es la última serie de Berto Romero, cuyos dos primeros capítulos pueden verse en Movistar Plus+ desde el jueves pasado. Mientras disfrutaba con las andanzas de Nacho Nieto, ese investigador de lo paranormal de la vieja escuela que interpreta el propio Berto, me acordaba mucho de esa frase de Terele Pávez en Las brujas de Zugarramurdi: “A mí no me dan miedo las brujas, me dan miedo los hijos de puta”.

La serie no está hecha para temer espíritus en casa, sino presencias de otro tipo de fantasmas en la tele y en la vida. Ahí está Gorka Romero (Nacho Vigalondo), la gran némesis de nuestro protagonista, una estrella televisiva pagada de sí misma, excompañero de Nacho, que renunció al rigor y abrazó el sensacionalismo como pasaporte a la fama. Y todo un entorno de fans del género donde hay de todo. Solo espectros en el edificio.

El periodismo de misterio no es tan diferente de cualquier otro, y de eso va El otro lado. De los medios de comunicación y de sus fieles. De cómo se ha capitalizado el descontento social a través de la conspiranoia, de toda esa gente que a la mínima dice sin sonrojarse: “Esto no lo verás en los medios”. De cómo abrazar sin ambages cualquier complot descabellado no es lo mismo que tener espíritu crítico. Y de otra presencia terrorífica: el fracaso. Para rematar la jugada, tenemos a Buenafuente interpretando al fantasma del mentor de Nieto, uno de los personajes más divertidos de la tele reciente, y a unas estupendas Eva Ugarte y María Botto. Si todavía estuviera en este lado, podría salir Terele Pávez.

Puedes seguir EL PAÍS Televisión en X o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Recibe el boletín de televisión

Todas las novedades de canales y plataformas, con entrevistas, noticias y análisis, además de las recomendaciones y críticas de nuestros periodistas
APÚNTATE

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
_

Sobre la firma

Paloma Rando
Redactora, columnista y guionista de televisión. Empezó a trabajar en el medio en 2006, en el departamento de vestuario de diferentes series, y dio el salto a guion en 2012. Su último trabajo emitido es 'Señoras del (h)AMPA'. Ha desarrollado series para Alea Media, Shine Iberia, Secuoya, Zeta studios y Suma content, entre otras productoras.
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_