COLUMNA
Artículos estrictamente de opinión que responden al estilo propio del autor. Estos textos de opinión han de basarse en datos verificados y ser respetuosos con las personas aunque se critiquen sus actos. Todas las columnas de opinión de personas ajenas a la Redacción de EL PAÍS llevarán, tras la última línea, un pie de autor —por conocido que éste sea— donde se indique el cargo, título, militancia política (en su caso) u ocupación principal, o la que esté o estuvo relacionada con el tema abordado

Rostro Barber

La cirujana Carla Barber ha logrado convertir el rostro de todos los colaboradores de Telecinco en ecos del suyo. Todos los famosos pasan por su consulta y todos salen con su cara

La mediática cirujana Carla Barber.
La mediática cirujana Carla Barber.GTRESONLINE

La doctora y modelo Carla Barber es la quintaesencia de su tiempo: ex Miss España (2015) con carrera de Medicina y especialización en estética, fue primero novia de futbolista y luego concursante de Supervivientes. No hay que ser una belleza para ganar un título, pero sí tener un rostro moderadamente hermoso (si eres guapa en serio puedes optar, como mínimo, a presentadora en La Sexta). Barber, obviamente, tenía todo eso. Pero como un doctor Jeckyll del lujo, empezó a experimentar tratamientos en su propio rostro hasta hallar la mezcla equilibrada de las muñecas Bratz y el visitante de la película Communion. Nada que objetar si eso es lo que ella desea.

Carla Barber ha logrado además convertir el rostro de todos los colaboradores de Telecinco en ecos del suyo. Todos los famosos pasan por la consulta de Carla Barber, y todos salen con la cara de Carla Barber. Inquietante circunstancia que podría salir en un guion de Charlie Kaufman. Hay noches en Telecinco en las que 10 personas con la misma cara se gritan unas a otras como en una pieza de teatro del absurdo. Lo interesante, sin embargo, está por venir.

Cuando dentro de 20 años estos tratamientos empiecen a mostrar signos de agotamiento, ¿tendremos al coro de una tragedia griega? El rey leproso, el hombre que ríe, el hombre de la máscara de hierro, todos personajes marcados por su aspecto. En 2021 la inmensa mayoría de las fotos se toma en formato selfi y a través de filtros que no solo tamizan la luz, sino que también alteran los rasgos para hacerlos afines al ideal de belleza Carla Barber. La sorpresa es que quienes ya tienen esos rasgos utilizan los mismos filtros para acomodar su realidad a una imagen más cercana al ideal. La meta nunca se alcanza, nunca se toca. La meta es la anulación absoluta del rostro.

Puedes seguir EL PAÍS TELEVISIÓN en Twitter o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Recibe el boletín de televisión

Todas las novedades de canales y plataformas, con entrevistas, noticias y análisis, además de las recomendaciones y críticas de nuestros periodistas
APÚNTATE

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Jimina Sabadú

Columnista en la sección de Televisión. Ha colaborado en 'El Mundo', 'Letras Libres', 'El Confidencial', en programas radiofónicos y ha sido guionista de ficción y entretenimiento. Licenciada en Comunicación Audiovisual, ha ganado los premios Lengua de Trapo y Ateneo de Novela Joven de Sevilla. Su último libro es 'La conquista de Tinder'.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS