The Walking Dead

Un acuerdo millonario pone fin a la batalla judicial entre el creador de ‘The Walking Dead’ y AMC

La cadena pagará 200 millones de dólares a Frank Darabont por los perjuicios que le ocasionó al despedirle tras la primera temporada

Norman Reedus y Melissa McBride, Daryl y Carol en 'The Walking Dead'.
Norman Reedus y Melissa McBride, Daryl y Carol en 'The Walking Dead'.

Más información

Desde que en 2010 la cadena AMC estrenó The Walking Dead, la serie que adapta los cómics de Robert Kirkman se ha convertido en una de las marcas más rentables de la televisión. Sin embargo, varios responsables de la producción han reclamado ante los tribunales unos beneficios que, según ellos, les corresponde y no han obtenido. Ese era el caso del cineasta Frank Darabont. El director de películas como La milla verde o Cadena perpetua fue el encargado de poner en pie el proyecto y el máximo responsable de su primera temporada. Durante la producción de la segunda temporada, la cadena AMC le despidió alegando mala conducta. En 2013, Darabont demandó a AMC y reclamaba un porcentaje de los beneficios de la serie, ya que, según él, habían mentido en sus cuentas para pagarle menos de lo que le correspondía. Ahora, según informa Variety, ambas partes han llegado a un acuerdo por el que AMC Networks tendrá que pagar 200 millones de dólares (unos 170 millones de euros) a Darabont y la agencia de representantes CAA. Además, el cineasta seguirá cobrando un porcentaje de los futuros beneficios de la serie y de Fear the Walking Dead.

Así se pone fin a una disputa que se ha alargado casi una década y que ya tenía cita ante el jurado para abril de 2022. En estos años, AMC había acusado a Darabont de no hacer bien su trabajo e incluso publicaron correos electrónicos que probaban la actitud agresiva y malos modos del entonces responsable de la serie.

A esta demanda se sumó la que presentaron en 2017 Robert Kirkman y los productores Glen Mazzara, Gale Anne Hurd y David Alpert. Reclamaban algo parecido a Darabont: porcentajes de beneficios más justos, a su entender. Según ellos, AMC retuvo “decenas de millones de dólares” en beneficios usando prácticas “impropias y abusivas”. También reclamaban reconocimiento por el programa Talking Dead (en el que varias personas comentan los capítulos tras su emisión) y Fear the Walking Dead.

Desde su estreno en 2010, el éxito de la serie es incuestionable. La producción todavía sigue en marcha y ya prepara la que será su 11ª y última entrega, que se emitirá en dos partes y, por tanto, se alargará hasta 2022. La ficción llegó a ser todo un fenómeno de audiencia que en su sexta temporada logró una media de 18 millones de espectadores y era la serie más vista de toda la televisión estadounidense, a pesar de emitirse en un canal de pago. Aunque esas cifras han quedado atrás, todavía sigue reportando buenos datos tanto en su país de origen como en el resto del mundo. Su universo se ha ampliado con nuevos títulos como Fear the Walking Dead, ya con seis temporadas a sus espaldas, o The Walking Dead: World Beyond. Además, el canal prepara varias películas centradas en el personaje de Rick Grimes (interpretado por Andrew Lincoln) y se ha anunciado una nueva serie derivada que seguirá a los personajes de Daryl y Carol, interpretados por Norman Reedus y Melissa McBride.

Puedes seguir EL PAÍS TELEVISIÓN en Twitter o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50