Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Shadow, la ‘startup’ “progresista” que provocó el caos en los caucus de Iowa

Expertos en seguridad sostienen que una app de este tipo debería haber contado con un periodo de pruebas más largo

Caucus Iowa
Seguidores demócratas esperan los resultados en la Drake University (Des Moines).

El software móvil desarrollado para contar los votos en el caucus de Iowa (Estados Unidos) se convirtió este martes en el bochornoso protagonista de las primarias demócratas. La chapuza, que retrasó casi 24 horas el recuento, ha afectado al partido y ha reforzado al presidente Donald Trump. Gerard Niemira, el CEO de Shadow Inc., la empresa que creó la aplicación, ha tenido que salir a pedir perdón en un comunicado en el que lamenta los efectos del recuento fallido en “los candidatos, sus campañas y los votantes en el caucus”. Su compañía, que ha trabajado para las campañas de Hillary Clinton, Barack Obama, además de para Google y Apple, tiene como propósito "construir poder político para el movimiento progresista mediante el desarrollo de herramientas asequibles y fáciles de usar para equipos y presupuestos de cualquier tamaño". Pero en este caso han fracasado en el intento.

¿Qué falló exactamente en la aplicación que debía ofrecer con agilidad los resultados? Para empezar, en vez de distribuirse a través de las tiendas de aplicaciones tradicionales se envió desde plataformas de pruebas, las llamadas beta testing en inglés. Una opción más rápida y barata, pero que conlleva riesgos en la seguridad y estabilidad del programa dado que se salta algunos pasos requeridos antes de un lanzamiento al mercado. Las tiendas de aplicaciones se quedan con un porcentaje de las ganancias, pero están diseñadas para descubrir si un software oculta malware (código malicioso) o ejecuta tareas en segundo plano que no deba hacer. Por eso, cuando alguien intenta descargar una aplicación o instalar una versión no oficial, los smartphones advierten de los riesgos.

Pantallazo de la app
Pantallazo de la app

Las apps que no se comercializan suelen ser a su vez versiones menos estables para que un software pueda instalarse a gran escala. Esta, según la web The Verge, podría ser una de las causas que expliquen la dificultad que tuvieron los jefes de distrito para descargar el programa. La web especializada Motherboard logró descargar esta aplicación en dos terminales Android, aunque solo la pudo hacer funcionar en una de ellas.

El presidente de una de las agrupaciones del partido de la zona, Zach Simonson, explicó en las páginas del Washington Post los problemas que experimentaron durante el proceso, una pesadilla que también denunciaron varios usuarios en Twitter. “Hay una vieja broma que dice no soy miembro de un partido político organizado. Soy demócrata. Los habitantes de Iowa entraron en nuestros caucus esperando algunos inconvenientes. Pero el lunes vivieron un nivel completamente nuevo de caos inexplicable y exasperante”, afirmó Simonson.

Otra gran complicación eran los pasos que había que seguir para informar sobre los resultados: los usuarios tenían que iniciar sesión con un correo electrónico y una contraseña, proporcionar una autenticación de dos factores e ingresar una contraseña única generada por la aplicación Google Authenticator. Después de esto, necesitaría ingresar el PIN de distrito. Los periodistas que usaron la app nunca llegaron tan lejos: solo salía una pantalla de error.

Prisas

“Quien tiene nociones de seguridad tecnológicas es escéptico ante este tipo de soluciones”, asegura el profesor de Ciencias Políticas de la UAB y miembro de la asociación de defensa de la privacidad y la seguridad Críptica, Enric Luján. “Dar resultados a través de una app es el típico proyecto de marketing que ha salido mal”, asegura. Y sentencia: “Todo parece indicar que hubo prisas en el desarrollo de la app”.

Esta compañía cuenta con financiación, entre otros, de Acronym, una compañía que también tiene a gala “construir poder y una infraestructura moderna para un movimiento progresista”. Hace apenas un mes, Acronym presumía de haber lanzado la app. Desde hace un par de días se limita a asegurar que ha “invertido en ella”. Acronym está dirigida por Tara McGowan, quien fuera responsable digital del comité de acción política de Obama y Clinton Priorities USA Action.

Según NYT, Shadow también estaba desarrollando herramientas para el Partido Demócrata del Estado de Nevada. Sin embargo, esta formación política ha asegurado que renuncia a contratar a Shadow para sus primarias.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >