Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La conexión española de una enorme campaña de desinformación en las elecciones británicas

Los comicios han provocado un caos de noticias falsas que imitan tácticas de la URSS, en un preludio de cómo serán las batallas políticas del futuro

elecciones reino unido
El primer ministro británico, Boris Johnson, durante el último día de la campaña electoral.

En 1983 una carta de un supuesto científico estadounidense apareció en un pequeño periódico de Delhi, en India, llamado Patriot. Se titulaba "El sida puede invadir India" y llevaba como subtítulo: "La misteriosa enfermedad, causada por experimentos en EE UU". El texto daba detalles sobre cómo un experimento para crear armas biológicas en un laboratorio militar de Maryland había salido mal. Aquella pieza fue recogida por una revista científica soviética, saltó a periódicos africanos y se fue extendiendo hasta llegar cuatro años después al telediario nocturno principal de Estados Unidos.

Aquella trama fue bautizada como Operación Infektion y hoy se conoce como uno de los éxitos legendarios de la inteligencia soviética. ¿Quién no ha oído hablar y dudar aún hoy sobre el origen del virus del sida?

En junio una investigación del Laboratorio Forense Digital del Atlantic Council llamó a una operación atribuida a Rusia que había analizado "Secondary Infektion". "La operación era fuertemente reminiscente de Operación Infektion de la era soviética", decía el Atlantic Council en su informe.

"La operación era fuertemente reminiscente de Operación Infektion de la era soviética"

La operación usaba redes sociales y webs populares y remotas para combinar la publicación de desinformación por diferentes partes del mundo. Una de esas partes era España. Un tal "Antonio Diaz" había colgado una aparente información titulada "Brexit como la nueva etapa de lucha por una Irlanda unificada" en Reddit, una red social para compartir información muy popular en Estados Unidos. El texto era un confuso galimatías donde el IRA iba a unirse a "extremistas musulmanes" para combatir el Reino Unido. No parecía nada muy elaborado.

Pero ahora, gracias a una de las grandes polémicas en la campaña electoral británica, se ha sabido que "Antonio Díaz" no estaba solo. Cuando en mayo pasado Facebook publicó que había suprimido 16 cuentas atribuidas a Rusia, que fueron el germen del informe "Secondary Infektion", pocos intuían que otras cuentas iban a sobrevivir para intentar difundir unos documentos clasificados del Gobierno británico sobre negociaciones comerciales con Estados Unidos.

Ese documento emergió en Reddit en Reino Unido en octubre y nadie pareció hacerle mucho caso. Luego saltó a webs austriacas, de ahí usuarios de Twitter se lo mandaban a políticos y periodistas en su país y Alemania. Luego probaron lo mismo en Reino Unido. Eran todo presuntos agentes rusos intentando que alguien se hiciera eco de aquella filtración. Y lo consiguieron. El líder laborista convocó una rueda de prensa para acusar al Gobierno de Boris Johnson de haber vendido la sanidad pública británica a Estados Unidos.

Como en las elecciones de Estados Unidos de 2016, los rusos se colaban con una filtración en el centro de la campaña. Días después de que se vincularan estas cuentas con el informe de junio del Atlantic Council, Reddit destapó una trama mucho mayor de cuentas vinculadas a las rusas. Ahí había al menos otros siete presuntos usuarios de Reddit españoles: Bella Gara, Victoria Sanchez, Franco Vaz, Estrella Torres, Jaime Ibañez, Laura Ferrojo y Claudia Lopez.

Todos habían probado suerte con una información: aparecían, publicaban su texto en algunos canales de Reddit y quedaban en el limbo. Quizá para algún día revivir y filtrar algo o publicar más noticias falsas. Las cuentas publicaron sobre el Brexit, los kurdos o Ucrania. Ninguna tuvo aparentemente ningún éxito.

Evidentemente ninguna de estas cuentas pertenece a un ciudadano real

Excepto una, que tuvo algo: Laura Ferrojo, que hace dos años colgó en canales de España, Cataluña y Barcelona esta presunta noticia: "La UE muestra su apoyo a los separatistas catalanes". Ahí obtuvo respuestas de gente que le decía que aquello era mentira. La pieza se esforzaba en parecer legal: "Se ha conocido que el Gobierno de Carles Puidgemont ha conseguido el apoyo de la Unión Europea", decía.

Incluso citaba a protagonistas menos conocidos con un papel en aquel momento: "Esto es lo que el secretario de Estado para las Administraciones Territoriales Roberto Bermúdez de Castro ha escrito en la carta dirigida a vicepresidenta del Gobierno Soraya Sáenz de Santamaría. "...según nuestros representantes en el Parlamento Europeo, los líderes de la UE ofrecen su colaboración a Cataluña y se comprometen a reconocer la legitimidad del referendum".

Evidentemente, ninguna de estas cuentas pertenece a un ciudadano real. Tampoco ninguna logró salir de la oscuridad online. Pero dan una idea de los tentáculos de servicios de inteligencia de otros países que quieren nutrir de dudas a ciudadanos de otros países y que cuyos canales hoy con las redes sociales se han multiplicado. "Sospechamos de la inteligencia rusa porque el nivel de sofisticación es inimaginable", dice Kanishk Karan, investigador del Atlantic Council

La campaña electoral británica ha vivido días de caos debido a que informaciones aparentemente sencillas. Como una foto donde un niño estaba tumbado en el suelo de un hospital por falta de camas, y donde la directora del centro se había disculpado. Esa información en principio simple se convirtió en un vendaval de dudas porque empezó a circular una versión repetida cientos de veces donde se decía que un familiar de una enfermera decía que la madre había fingido la foto para sacar algún tipo de rédito. Esa foto marcó el fin de la campaña. Nadie sabe quién sembró las dudas. Pero más allá de amainar, la desinformación encuentra nuevas vías.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información