Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Tendencias BLOGS Coordinado por ANA OLIVERAS

La importancia de creer en los sueños y en los milagros

Kaisercillo gana una primera temporada de ESL Masters Hearthstone marcada por el gran nivel de los participantes

David 'Kaiser' Muñoz con la copa de campeón de la liga de Hearthstone que organiza ESL España.
David 'Kaiser' Muñoz con la copa de campeón de la liga de Hearthstone que organiza ESL España.

"Dije en un principio que venía a ganar esta liga y lo he conseguido". Dicho y hecho. La confiada premonición de David Muñoz, más conocido en el Hearthstone como Kaisercillo, se cumplió el pasado 30 de julio. En el Movistar eSports Center de Madrid vio materializado un sueño que, durante la partida definitiva, no creyó que fuera a alcanzar. "En la final pensé como unas 30 veces que iba a perder. Que ya no lo lograría", confiesa el jugador del equipo G2 Vodafone. La inseguridad y el pesimismo rondaban en su cabeza. Por momentos parecía que los nervios y la tensión iban a poder con el trabajo y la experiencia. Que los gurús de esto se equivocarían y el Kaiser no ocuparía su trono. "Pero gané, y solo por este momento ya merece la pena todo el sacrificio realizado durante la liga regular. Aunque ciertamente no me lo creo, estoy extasiado", comenta un emocionado Muñoz.

Su rival en la final, Dalesom, vino a representar el polo opuesto. Esa otra cara traicionera que tiene la confianza, y que hace que caigas del cielo en cuestión de segundos. "Durante gran parte de la final veía el trofeo en mis manos", afirma el de Movistar Riders. Con un tres a uno en el marcador, todo hacía presagiar que el madrileño se alzaría con la victoria. Pero se invirtieron los papeles y Kaisercillo le dio la vuelta al marcador para desgracia de un Dalesom abatido. "Estoy algo decepcionado aunque muy contento con mi juego, he mantenido la concentración en todas las partidas", asevera el que era el otro gran favorito para ganar el campeonato.

Luego está esa otra gloria que no viene refrendada por premios pero que sí conceden los milagros. Y precisamente, en esta liga, Krigam obró uno de ellos. Albert Velasco, que es así como figura en su DNI, consiguió meterse en las rondas finales después de tocar fondo durante la liga regular. Con una racha de ocho derrotas consecutivas, este estudiante de Química sentía que había derrochado tiempo y esfuerzo a cambio de nada. "En aquella época tenía exámenes de la universidad, que son mi prioridad. No podía prepararme las partidas y mi juego empeoró", explica Velasco. Con la ayuda del psicólogo que le ofreció su equipo y el apoyo incondicional de sus amigos de Hearthstone, Velasco salió del abismo en el que se encontraba. "Mis compañeros me animaron mucho en esa etapa. En contra de lo que pasa en otros juegos, aquí prima la amistad por encima de todo. Hay un factor humano que hace especial a este juego", afirma el compañero de Kaiser en el G2 Vodafone.

Y, como si de un ave fénix se tratase, Krigam renació de sus cenizas y encadenó una racha de seis victorias consecutivas que lo metieron en la fase final donde alcanzó el top 4. "Este jugador estaba hundido, pero sacó fuerzas de donde no había para salir adelante", comenta el caster profesional Pedro X9nium Gómez. El narrador resalta la gesta de Krigam como uno de los acontecimientos más destacados de un deporte que, en su opinión, necesita de una "fortaleza anímica" fundamental. "Conseguí sobreponerme y hacer algo que algunos califican incluso de hazaña", declara Krigam.

Sin duda, un deporte que poco a poco va encontrando su sitio a base de eventos como este que organiza ESL España. Un esport que, aunque "en pañales" en España, como dice X9nium, está plagado de emociones, competición y sacrificio.

Y esto solo ha sido la primera temporada.

Síguenos en Twitter y en Flipboard